• Según la compañía sueca, se debe a las depreciaciones de activos y a ajustes en proyectos para clientes.
  • Además, las ventas netas ascendieron a 201.300 millones de coronas suecas (20.581 millones de euros), lo que supone una caída del 10%.
Ericsson perdió 35.100 millones de coronas suecas (3.589 millones de euros) en 2017. Pero se da la circunstancia de que el año anterior, en 2016, había ganado 1.900 millones de coronas suecas (194 millones de euros). ¿Qué ha pasado entonces para semejante cambio en los resultados? Según la compañía sueca, se debe a las depreciaciones de activos y a ajustes en proyectos para clientes. Por otra parte, las ventas netas ascendieron a 201.300 millones de coronas suecas (20.581 millones de euros), lo que supone una caída del 10 %. El resultado operativo anual pasó de un beneficio de 6.300 millones de coronas suecas (644 millones de euros) a una pérdida de 38.100 millones de coronas suecas (3.895 millones de euros). En lo que respecta al cuarto trimestre, Ericsson presentó un resultado operativo negativo de 19.800 millones de coronas suecas (2.024 millones de euros), cuando un año antes la pérdida había sido de 300 millones de coronas suecas (31 millones de euros). Y las ventas netas cayeron un 12 % hasta 57.200 millones de coronas suecas (5.848 millones de euros). Andrés Velázquez [email protected]