Este lunes, José Bogas, CEO de Endesa, ha vuelto a reflejar su apuesta por la energía verde, pues ha pedido impulsar la descarbonización de las islas para 2040. Es decir, 10 años antes de la meta establecida en la Unión Europea -y por tanto, también en España-, que aspira a ser neutra en carbono en 2050, pero, lógicamente, eso tiene un coste: 30.000 millones de euros en inversiones en los próximos 20 años.

Así se recoge en el estudio ‘Los territorios no peninsulares 100% descarbonizados en 2040: la vanguardia de la transición energética en España’ elaborado por Monitor Deloitte, en colaboración con Endesa. En concreto, la generación eléctrica en Canarias supone el 39% de las emisiones y para descarbonizar su sistema eléctrico necesitarían unos 11 GW de capacidad instalada renovable (sobre todo fotovoltaica y eólica), 25 GW de capacidad de almacenamiento y respaldo, lo que supondría una inversión de entre 12.000 y 19.0000 millones. Así el coste de la generación bajaría un 40%, hasta los 70-90 euros/MWh. Por su parte, en el caso de Baleares, se necesitarían unos 5 GW de capacidad renovable, unos 14 GW de almacenamiento y una interconexión de 650 MW con la Península, con una inversión de entre 6.000 y 7.000 millones: así el coste de generación bajaría un 60%, hasta 50-55 euros/MWh.

Paralelamente, Bogas ha aplaudido el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) delante de la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera. Asimismo, ha señalado que “hay que pasar a la acción” y que “el sector energético será uno de los aceleradores de la recuperación si el Gobierno impulsa y acelera el PNIEC”. Eso sí, también considera que hay adelantar las inversiones y para ello es “imprescindible” reducir el coste de la electricidad en el sistema nacional, lo que conllevaría hacer ajustes legales.