Apollo, uno de los fondos más especulativos del mundo, está de retirado en nuestro país. Si a principios de este mes hablábamos de la venta de Evo Banco a Bankinter, este lunes hemos conocido que ha puesto a la venta Altamira (posee el 85% del capital y el Santander el 15% restante), la plataforma que gestiona los activos inmobiliarios del Santander y la Sareb.

 Ahora, quiere deshacerse de Altamira, su gran apuesta por la que pagó 664 millones de euros en 2014

A Leon Black ya no le gusta España. Considera que no es un buen lugar para especular, al menos tanto como antes y como en otros lugares del planeta. Por eso, tras unos años de compras -en 2013 y principios de 2014 adquirió Evo Banco, Altamira y Finanmadrid, filial de crédito al consumo de Bankia- ahora ha entrado en modo venta, y no siempre de manera satisfactoria. Por ejemplo, Evo Banco.

Relacionado

Ahora, según el diario Expansión, quiere deshacerse de Altamira, su gran apuesta por la que pagó 664 millones de euros en 2014. Precio de venta, cuatro años después, 600 millones. No parece que vaya a ser un caso de éxito especulativo en las escuelas de negocios. Lo que vende Apollo es únicamente la gestión. Los activos continúan en el balance del Santander.

Altamira cuenta con 500 empleados y una facturación que ronda los 300 millones anuales.

Relacionado