• El banco británico pagará 500 millones de dólares por los engaños codiciosos.
  • La entidad admite que vendió a inversores valores respaldados por hipotecas residenciales sin presentar de forma veraz la calidad de esos préstamos.
  • Con ello, perjudicó a muchos ciudadanos que se vieron afectados por el estallido de la crisis financiera.
En EEUU no sea andan con tonterías y el que la hace la paga. De hecho, el Royal Bank of Scotland (RBS) tendrá que pagar 500 millones de dólares para indemnizar a clientes y al Estado de Nueva York por sus malas prácticas, codiciosas cabría añadir, en la crisis de las hipotecas subprime. Se trata de la sexta gran entidad financiera que pacta con la fiscalía de Nueva York por sus responsabilidades. ¿Cuáles? El RBS admite que vendió a inversores valores respaldados por hipotecas residenciales sin presentar de forma veraz la calidad de esos préstamos. Con ello, perjudicó a muchos ciudadanos que se vieron afectados por el estallido de la crisis financiera. En concreto, este nuevo acuerdo incluye un pago de 100 millones de dólares en efectivo para el estado de Nueva York y otros 400 millones en medidas de "alivio" para los consumidores. En total, el Estado ha obtenido en estos acuerdos unos 3.700 millones de dólares. A nivel federal, la cifra asciende a decenas de miles de millones de dólares. Andrés Velázquez [email protected]