• El tema de la leche infantil contaminada por salmonela sigue causando estragos al líder mundial lácteo.
  • En total, la bacteria ha afectado ya a 37 bebés en Francia, uno en España y se estudia un posible caso en Grecia.
  • La retirada afecta a 37 referencias de las marcas Puleva Bebé, Sanutri y Damira y otros productos que se venden en exclusiva en farmacias y parafarmacias.
El problema de Lactalis se agranda porque a la mala comunicación, suma ahora la retirada de 550.000 productos en España. Estos proceden de la planta de Craon (Francia) que fabricó leche infantil contaminada, causando infecciones por salmonela. Un tema que sigue generando estragos al líder mundial de productos lácteos porque reaccionó con retrasó y falló en la comunicación. Por lo que ahora no sólo tiene que afrontar las pérdidas económicas sino también un problema reputacional. Claro que el tema no es baladí porque también ha provocado un cambio de normativa: a partir de ahora, cuando se produzca otro caso de contaminación, tanto la marca como el laboratorio, estarán obligados a comunicarlo inmediatamente. En total, la bacteria de la salmonela ha afectado ya a 37 bebés en Francia, uno en España y se estudia un posible caso en Grecia. Afortunadamente, no hay peores consecuencias. Hace unos días, Lactalis acordó con las autoridades francesas la retirada de la totalidad de los productos y, posteriormente, cerró la fábrica de Craon para hacer una "desinfección exhaustiva" y "erradicar" la causa de la citada contaminación e invertir "todos los medios necesarios" para garantizar la seguridad. En nuestro país, la retirada de productos afecta a 37 referencias de las marcas Sanutri, Damira y Puleva Bebé, así como a varios productos para metabolopatías y a un módulo de nutrición a base de maltodextrina en polvo. Todos ellos se venden de forma exclusiva en farmacias y parafarmacias. Recuerden que el grupo francés Lactalis es la segunda empresa agroalimentaria en su país después de Danone y en 2003 empezó su conquista del sector lácteo español, al comprar las operaciones españolas de la cooperativa Alliance Agro Alimentaire (3A), propietaria de marcas como Lauki y Prado. Más tarde, en 2010, adquirió la quesera manchega Forlasa y se adueñó de marcas como El Ventero o Gran Capitán, a las que después sumó Flor de Esgueva (Nestlé) o Mama Luise (actual Mondelez). Pero los cambios más importantes llegaron cuando compró Puleva a Ebro Foods en 2010 y un año después, el grupo italiano Parmalat, convirtiéndose así en líder mundial de productos lácteos. Gracias a todos estos movimientos, Lactalis produce actualmente el 30% de la leche que se consume en nuestro país, así que cualquier tema que la afecte es de tener en cuenta. Cristina Martín [email protected]