• El país atraviesa por un momento de "crispación" política por el indulto concedido por el presidente al exmandatario Alberto Fujimori.
  • Grupos de derechos humanos y familiares de víctimas han anunciado que protestarán para revertir el indulto a Fujimori, de 79 años, mientras que organismos como Naciones Unidas y Amnistía Internacional también han lamentado el indulto.
  • Pese a ello, el presidente reemplazó a nueve de sus 19 ministros, aunque ratificó a la ministra de Economía, Claudia Cooper, y a la primera ministra y jefa del gabinete, Mercedes Aráoz.
El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (en la imagen), prometió el martes que trabajará sin descanso para unir al país, que atraviesa por un momento de "crispación" política por el indulto concedido al exmandatario Alberto Fujimori, al tiempo que renovó a casi la mitad de su gabinete de ministros, informa Reuters. Kuczynski, un exbanquero de 79 años, había anunciado hace dos semanas que conformaría un gabinete de "reconciliación" en medio de protestas por el indulto que otorgó en vísperas de la Navidad a Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años por violaciones a los derechos humanos y corrupción. "Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos apostar por el entendimiento para devolverle la estabilidad a nuestro país", dijo Kuczynski en un breve discurso tras la juramentación de su nuevo gabinete en uno de los salones de Palacio de Gobierno. "Quizás la reconciliación sea hoy un objetivo difícil de alcanzar, pero les prometo que no cesaré ni un segundo en mi esfuerzo por lograrla", agregó. El mandatario reemplazó a nueve de sus 19 ministros, pero ratificó a la ministra de Economía, Claudia Cooper, y a la primera ministra y jefa del gabinete, Mercedes Aráoz. Se trata del ajuste ministerial más grande en el país minero desde que Kuczynski asumió en julio de 2016. "Este nuevo gabinete propone iniciar una ruta de diálogo permanente con los ciudadanos, un Gobierno cercano a la gente y sus necesidades, dispuesto a solucionar los problemas que enfrentan en el día a día", afirmó Kuczynski. La mayoría de los nuevos integrantes del gabinete son tecnócratas o figuras vinculadas al sector empresarial, pero algunos tienen experiencia política, como Javier Barrera, militante del partido APRA del exmandatario Alan García y que pidió una licencia a su grupo para integrarse al Gobierno. El Ministerio de Salud estará a cargo del médico Abel Salinas, inscrito en el APRA, y la cartera de Agricultura será encabezada por el exgobernador de la región de Amazonas José Arista, quien trabajó en el gobierno de García. Poco después de que fueron confirmados como ministros, la comisión política del partido APRA envió un mensaje por Twitter expulsando de sus filas a Barrera y Salinas. El presidente peruano designó asimismo en la cartera de Relaciones Exteriores a Cayetana Aljovín, una abogada que no es diplomática de carrera y que se desempeñaba como ministra de Energía y Minas, en reemplazo de Ricardo Luna. Kuczynski promovió a la viceministra de Energía, Angela Grossheim, para que se asuma la dirección del Ministerio de Energía y Minas. Grupos de derechos humanos y familiares de víctimas de abusos en Perú han anunciado que protestarán en las calles en un intento por revertir el indulto a Fujimori, de 79 años, mientras que organismos como Naciones Unidas y Amnistía Internacional han lamentado la decisión. Desde que llegó al poder, Kuczynski ha sufrido los embates de un Congreso controlado por el partido de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, hija del expresidente. Varios de sus ministros han sido destituidos o tuvieron que renunciar en medio de la pugna política. José Ángel Gutiérrez [email protected]