• El 1 de diciembre de 2016 se creó una Subcomisión en el Congreso para poner las bases.
  • Un año después, sus miembros cerraron el guión de 15 puntos sobre el que trabajarán para consensuar un texto.
  • Hasta la semana pasada, debatían el primer punto y ahora toca el segundo: financiación del sistema educativo.
  • El PSOE critica que no haya un compromiso firme del Gobierno y habla de añadir a la inversión en educación 1.500 millones anuales.
  • Mientras, el PP habla de que el suelo serían los niveles de inversión precrisis y Cs cree que es un error garrafal vincularla al PIB.
  • Y Podemos señala que no hay voluntad real de un pacto: "Está en punto muerto".
El proyecto de Pacto Educativo es un fracaso a día de hoy, pues a pesar de que todos los partidos coincidían en que era algo importante para mejorar la calidad de la educación española, las negociaciones van demasiado lentas. Y el consenso es una utopía, por ahora, difícil de alcanzar. Recuerden que el 1 de diciembre de 2016 se creó la Subcomisión Pacto Estado Social y Político por la Educación en el Congreso para poner las bases. Un año después, tras diversas ponencias de expertos, sus miembros cerraron el guión de 15 puntos sobre el que trabajarán para consensuar un texto. Entre ellos, está: la financiación, la estructura del sistema educativo, las redes de centros (enseñanza pública, concertada y privada), la enseñanza de la religión o la Formación Profesional. Hasta la semana pasada, la citada Subcomisión aún debatía el primer punto, casi un mes después de que empezaran las negociaciones. El Ministerio de Educación esperaba recibir en mayo un documento de mínimos que sirva como base para el futuro Pacto, pero visto el tiempo que han tardado en el primer punto del guión parece que la cosa se va a alargar. Ahora, la Subcomisión aborda el segundo punto -el de la financiación- y el panorama es poco alentador. Desde el PSOE, la diputada María Luz Martínez ha criticado que no haya un compromiso firme y serio del Gobierno en financiación, y ha hablado de añadir a la inversión en educación 1.500 millones de euros anuales; además ha reprochado algunas deslealtades del resto de partidos (MIR educativo, el español en Cataluña), temas que no eran objeto de la negociación en estos momentos y que considera "cuestiones de oportunismo político". Mientras, la diputada del PP María Sandra Moneo ha señalado que el pacto tiene que ir acompañado de un compromiso de financiación, pero para ello se deben acordar medidas concretas, y ha considerado que el suelo serían los niveles de inversión precrisis. Desde Ciudadanos, la diputada Marta Martín ha afirmado que es un "error garrafal" vincular dicha inversión al PIB, pues si hay momentos de recesión, habría recortes educativos; por eso apuesta por usar otros indicadores, como "el coste por puesto escolar", que según sus estimaciones, no debería ser inferior a 6.000 euros por alumno. Por último, en Unidos Podemos, el diputado Javier Sánchez ha señalado que "no hay voluntad real de un pacto", pues ahora "está en punto muerto". Además, cree que tiene que involucrarse a la comunidad educativa e ir más allá de las paredes del Congreso. En lo único en lo que parece que hay consenso a día de hoy es en crear un fondo de cohesión territorial para acabar con las diferencias entre comunidades autónomas. Cristina Martín [email protected]