• La ministra García Tejerina ha asegurado que "se ha logrado mejorar en casi todas las especies la propuesta inicial y conseguir reducir los recortes, con lo que logramos estabilidad para la flota española".
  • García Tejerina ha destacado que las posibilidades de pesca de la flota española casi se han duplicado desde 2011, al alcanzar casi las 120.000 toneladas en este 2017.
Después de 22 horas ininterrumpidas de negociaciones, los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) han acordado por unanimidad este miércoles el reparto anual de capturas y las cuotas pesqueras en aguas de Atlántico y del Mar del Norte para el año que viene, informa RTVE. Pues bien: España ha logrado reducir el recorte de capturas de merluza para 2018 tanto en el caladero sur como en el norte desde el 30% que proponía Bruselas al 12% y el 7%, respectivamente. La ministra de Agricultura española, Isabel García Tejerina (en la imagen), ha destacado que España ha logrado mejorar la propuesta inicial de la Comisión Europea y reducir los recortes que afectaban a la flota española. "Nuestra valoración es positiva frente a una propuesta durísima de la Comisión [Europea], en una negociación durísima porque nos ha costado muchísimo mover a la Comisión", ha explicado la ministra, quien ha asegurado que "se ha logrado mejorar en casi todas las especies la propuesta inicial y conseguir reducir los recortes, con lo que logramos estabilidad para la flota española". En ese sentido, García Tejerina ha destacado que las posibilidades de pesca de la flota española casi se han duplicado desde 2011, al alcanzar casi las 120.000 toneladas en este 2017. España, junto con Portugal y Francia y con el apoyo de Alemania, ha mantenido la presión en las negociaciones para suavizar los recortes planteados en su propuesta por la Comisión Europea en merluza, jurel, gallo y rape, entre otras especies. Para la anchoa del Golfo de Vizcaya, se mantiene finalmente la misma cuota que en 2017, "lo que refleja la plena recuperación del stock", según la ministra española. Para esta especie, Bruselas proponía inicialmente un recorte del 43%, aunque retiró esa propuesta después de nuevos informes científicos. En cuanto al boquerón de Cádiz, se ha conseguido mantener la misma cuota que este año y evitar el recorte del 20% que pedía Bruselas. Respecto al rape -tanto del norte como del sur- y el gallo del norte se ha obtenido el mantenimiento del mismo nivel de capturas, mientras que para el gallo del sur se consigue un aumento del 20% en la cuota. También se mantiene el nivel de capturas del abadejo y se logra un incremento del 15% en la cuota de la raya, una especie que es "complementaria para muchos barcos y especialmente importante para la flota artesanal del Cantábrico noroeste", según la ministra española. Se consigue una subida del 15% en las capturas de la cigala de la Bahía de Cádiz, mientras que para la del Cantábrico se ha logrado que se revise la situación para que pueda reabrirse la pesquería "con fines científicos con barcos comerciales", ha explicado Tejerina. La suerte ha sido mixta en el jurel, otra de las especies donde Bruselas proponía más reducción de la cuota. En este caso, se mantiene el recorte del 24% en el caladero portugués que proponía Bruselas, pero se logra un aumento del 21% en las capturas del caladero cantábrico. Así, según Tejerina, "en su conjunto, el jurel se mantiene en niveles de 2017", al compensarse la caída de un caladero con el aumento del otro. Andrés Velázquez [email protected]