• Fomento, Empleo e Interior ceden: firman un acuerdo, que incluye nuevos pluses para vigilantes aeroportuarios.
  • Así, evita una prevista oleada de huelgas en los aeropuertos, entre ellos en el de Madrid-Barajas.
  • Es decir, no se repetirá el caos vivido en el de Barcelona-El Prat el pasado verano.
  • Y también: la seguridad es cada vez más cara por la amenaza terrorista.
  • Eso sí, desde el punto de vista jurídico, hay problemas: los vigilantes piden el DNI, tarea que corresponde a un policía o a un guardia civil.
  • Paralelamente, Policía Nacional y Guardia Civil piden equiparación salarial con los Mossos: se incluirá en los PGE de 2018.
Al final, el Gobierno ha renunciado a 'reestatizar' la seguridad de los aeropuertos, algo que se planteó el pasado verano tras el caos que provocó la huelga de Eulen en el de Barcelona-El Prat. Y es que Fomento, Empleo e Interior han cedido en el Grupo de Trabajo de Seguridad Privada: acaban de firmar un acuerdo (en la imagen), que incluye nuevos pluses salariales para los vigilantes aeroportuarios. Por tanto, Prosegur, que se encarga de la seguridad en 17 aeropuertos, ha ganado el pulso. Recuerden que la compañía que preside Helena Revoredo amenazó con hacer huelga (primero este mes, aunque al final no disgustó al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y después, en diciembre) en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas. ¿La razón? Mera cuestión de dinero: todos los vigilantes de seguridad querían cobrar por encima de sus respectivos convenios colectivos, algo que lograron sus compañeros de Eulen en Barcelona-El Prat. El reciente pacto no sólo beneficiará a Prosegur, también al resto de compañías privadas de seguridad que trabaja en los aeropuertos españoles. En concreto: Eulen -lo hace en 21-, ICTS Hispania (7), Ilunion (1), la unión temporal de empresas (UTE) TR Blindados-Visabren (2) y la UTE 273 Segurisa-Sagital (2). Así, el Gobierno evita oleada de huelgas y respira porque no se repetirá el caos vivido en el de Barcelona-El Prat el pasado verano. Paralelamente, Policía Nacional y Guardia Civil piden equiparación salarial con las policías autonómicas (Mossos, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra). Y parece que van a tener algo de suerte porque se incluirá en los Presupuestos de 2018, según el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aunque aún no se saben números y fechas. Además, Zoido ha advertido que "la subida no será lineal para todos", sino que dependerá de destinos y otras circunstancias. Pero volviendo al tema de 'reestatizar' la seguridad aeroportuaria, hay que señalar que jurídicamente hay algunos problemas. Y es que los vigilantes piden el DNI, tarea que corresponde a un policía o un guardia civil. Claro que el hecho de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vuelva a los aeropuertos o incluso que el Ejército asumiera la seguridad en el Ministerio de Defensa (labor que ejerce Eulen) supondría un gran gasto. Y parece que no compensa al Gobierno: le sale más barato pagar más a Prosegur, Eulen, etc. Y en todo esto no se puede olvidar que la seguridad es cada vez más cara por la amenaza terrorista. Cristina Martín [email protected]