• Han encontrado la excusa ideal en el enfrentamiento entre las hermanas Álvarez y Dimas Gimeno.
  • Y los dos ejecutivos más veteranos de ECI tampoco quieren marcharse hasta tener comprometido que no habrá ITV sobre su gestión.
  • Por cierto, tanto Florencio Lasaga como Echevarría han pasado de enfrentarse a las hermanas Álvarez a apoyarles frente a Dimas.
  • Y ojo, porque en mayo, los cataríes comenzarán a exigir.
  • Expectación ante la convocatoria de los responsables de Seguridad, el jueves 22.
El enfrentamiento entre las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina, y el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno no remite. Y esta es la excusa que han utilizado Carlos Martínez Echavarría y Florencio Lasaga, 83 y 84 años, respectivamente, hombres que han estado con los tres últimos presidentes. Ojo al dato: se iban a ir como ejecutivos este 28 de febrero que terminaba el ejercicio; se iban a ir como consejeros de ECI en agosto, Junta General de Accionistas y, al menos Lasaga, iba a permanecer como presidente del Patronato Ramón Areces. Pues bien, de todo eso nada. Lasaga y Echevarría aprovechan el enfrentamiento entre el presidente Dimas Gimeno y las hijas de Isidoro, Marta y Cristina Álvarez Guil para decir aquello de: no nos podemos ir mientras esto no se arregle. Además, tanto Lasaga como Echevarría prefieren dejarlo todo atado y bien atado, que nadie haga una ITV a su gestión, tampoco el jefe de seguridad que sigue siendo, aunque no ocupe ese puesto, Juan Carlos Fernández Cernuda. Por cierto, el inquietante Cernuda vive pendiente de la auditoría del Departamento de Seguridad. Manuel Pizarro, presidente del Comité de auditoría ya ha tomado una decisión: que la auditoría de seguridad corra a cargo del auditor externo: el inquietante Cernuda está atento a la jugada. Por de pronto, ha convocado este jueves 22, en Madrid, a todos los responsables de seguridad de ECI. Y esto sí es importante. Ni que decir tiene que Cernuda está trabajando para las hermanas Guil y enfrentado al presidente, Dimas Gimeno. Y con Lasaga y con Echavarría las relaciones son extraordinariamente malas y belicosamente diplomáticas. Eulogio López [email protected]