• Alemania quiere presidir el euro y 'regala' a España la Vicepresidencia (Guindos).
  • Ellos, los teutones, mandan y Mariano presumirá de cargos en Europa.
  • Guindos ganará y España perderá. Weidamn quiere subir el precio del dinero y acabar con la política Draghi.
Entrevista a Jens Weidmann, presidente del Bundesbank (en la imagen), en el diario El Mundo. Lo más interesante, como en toda entrevista que se precie, está al final: "Y una última pregunta, si me permite: ¿Van desencaminados los rumores que le sitúan a usted como el próximo presidente del BCE y a Luis de Guindos como vicepresidente? ¿Es razonable pensar que España debería tener en el futuro una mayor presencia en el Comité Ejecutivo del BCE?" Respuesta: "Me parece erróneo fijarse primeramente en la nacionalidad de los miembros del Comité Ejecutivo. Es fundamental que los puestos del Comité Ejecutivo del BCE se sigan cubriendo en el futuro con personalidades fuertes y competentes. Y si un país puede hacer una propuesta personal convincente, deberíamos estar agradecidos por eso. Desde luego esto también es válido para España". No deja lugar a dudas. No son rumores. La campaña de Weidmann para presidir el BCE ya ha comenzado. Solo le ha faltado añadir un "por ejemplo, yo", al hablar de "personalidades fuertes y competentes", pero eso no queda elegante. En cualquier caso, queda claro que Alemania quiere presidir el euro y, de paso, 'regala' la Vicepresidencia del BCE a España. Previo apoyo del Gobierno Rajoy a su candidatura, que aquí nadie regala nada. Porque ellos, los teutones, mandan y don Mariano venderá la incorporación de Guindos al BCE como un éxito y la prueba irrefutable de que nuestro país pinta mucho en Europa. En definitiva, Guindos ganará y España perderá. ¿Por qué? Porque Weidmann quiere subir el precio del dinero y, sobre todo, quiere acabar con la política monetaria expansiva que ha caracterizado el mandato del italiano Mario Draghi. Pablo Ferrer [email protected]