• El presidente americano lo destituyó vía Twitter y lo sustituye por el director de la CIA.
  • La jefatura de la Agencia será ocupada por Gina Haspel, la primera mujer en ocupar el cargo.
  • Trump asegura que no estaba de acuerdo con Tillerson "en muchas cosas", como el acuerdo con Irán, y que comparte con Pompeo una "forma similar de pensar".
El presidente de EEUU, Donald Trump, destituyó ayer martes vía Twitter a su secretario de Estado, Rex Tillerson, que será sustituido por el director de la CIA, Mike Pompeo (en la imagen). La jefatura de la Agencia será ocupada por Gina Haspel, la primera mujer en ocupar el cargo. Tillerson desconocía el motivo de su destitución y tenía intención de seguir en el cargo, según aseguró en un comunicado el subsecretario de Estado para la Diplomacia Pública, Steve Goldstein, que también fue despedido poco después de hacer estas declaraciones. Tillerson, que se encontraba de viaje cuando recibió la noticia, dijo que sentía "orgulloso" de haber servido a su país. Trump aseguró a los periodistas que no estaba de acuerdo con Tillerson "en muchas cosas", como por ejemplo el acuerdo con Irán, mientras que con Pompeo tiene una "forma similar de pensar". Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que Trump decidió el cambio para "asegurarse que tiene a su equipo en sus puestos con miras a las próximas conversaciones con Corea del Norte y a varias negociaciones comerciales". Conocido por su firme postura contra Corea del Norte, en octubre del año pasado Pompeo apoyó la disposición de Trump a recurrir al uso de la fuerza para evitar que el líder norcoreano "tenga capacidad de mantener bajo amenaza a EE.UU.". Poco después, en enero de este año, el entonces director de la CIA ya advertía que un ataque nuclear norcoreano contra EE.UU. podía ocurrir en "un puñado de meses", informa Actualidad RT. También es una de las personas más críticas con respecto al histórico acuerdo nuclear con Irán. Ha afirmado que la República Islámica de Irán, en tanto que "Estado nacional poderoso", sigue siendo "el mayor Estado patrocinador del terrorismo en el mundo" y "representa un desafío mayor para EE.UU. en el Oriente Medio a largo plazo". También según Actualidad RT, Pompeo se opone al cierre de la cárcel de Guantánamo, a la regulación de gases de efecto invernadero, al aborto y a que se exija a los proveedores de alimentos que etiqueten con las siglas OMG sus productos elaborados con organismos genéticamente modificados. Andrés Velázquez [email protected]