• Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denuncia los atentados en la isla contra la libertad religiosa, como el arresto de unos 200 opositores para que no puedan acudir a la iglesia.
  • Yriade Hernández Aguilera, coordinador de la entidad, señaló que "por lo general todos los domingos hacen varias detenciones a los activistas de la UNPACU por tratar de asistir a la Iglesia Católica", o les impiden el paso para que no lleguen al templo.
  • "Es una forma arbitraria más que usa el régimen castrista para impedir que nosotros asistamos a Misa simplemente para escuchar la Palabra de Dios", añadió.
Es bien sabido que en Cuba existe una dictadura de corte marxista que suprime las libertades, como hace cualquier dictadura.

Y una de las libertades que suprime, recorta o persigue es la libertad religiosa. Ejemplos ha habido muchos, tal y como denuncian los opositores al régimen de los hermanos Castro (en la imagen).

Y el último ejemplo lo ha sacado a la luz la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que denunció que recientemente fueron detenidos 200 opositores en diversas partes del país, 90 de los cuales fueron arrestados en Santiago de Cuba y Cienfuegos para que no puedan asistir a Misa.

En una nota enviada a ACI Prensa, la UNPACU informó que cien detenciones ocurrieron en La Habana, 90 en Santiago de Cuba, 17 en Santa Clara, cinco en Cienfuegos y cuatro en Holguín.

"En Oriente y Cienfuegos los detenidos lo fueron cuando intentaban asistir a Misa. En la capital la mayoría de los activistas resultaron detenidos cuando marchaban, al salir de la iglesia de Santa Rita, en Miramar, municipio Playa, hacia el Vedado", indicó.

En ese sentido, Yriade Hernández Aguilera, coordinador de la UNPACU en Santiago de Cuba, dijo a la agencia que la policía cubana detuvo a los 90 activistas para que no asistan a la Misa en el Santuario de la Virgen del Cobre, reteniéndolos hasta pasadas las 9am, cuando terminó la Eucaristía. "Posteriormente fueron liberados en distintas partes de las afueras de la ciudad", señaló.

Hernández señaló que "por lo general todos los domingos hacen varias detenciones a los activistas de la UNPACU por tratar de asistir a la Iglesia Católica", o les impiden el paso para que no lleguen al templo.

"Es una forma arbitraria más que usa el régimen castrista para impedir que nosotros asistamos a Misa simplemente para escuchar la Palabra de Dios. Nosotros no vamos a hacer nada de política, simplemente queremos asistir a Misa", expresó.

Entre los detenidos en toda la isla se encontraban líderes disidentes como Berta Soler y Guillermo Fariñas, María Cristina Labrada, Antonio Rodiles, José Díaz Silva, entre otros.

La UNPACU denunció que "con este fuerte incremento en las últimas semanas de las detenciones arbitrarias, las agresiones físicas y el acoso contra pacíficos disidentes, el régimen castrista deja claro que no tiene la más mínima intención de mejorar su historial en materia de derechos humanos".

José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com