• Lanza, detenido el lunes como presunto autor material de la agresión, permanece en los calabozos de la Policía Nacional, en los que apurará las 72 horas permitidas por la ley hasta pasar a disposición judicial este jueves.
  • El agresor llegó a Zaragoza desde Barcelona tras cumplir una condena de prisión entre el 2006 y el 2012 por dejar tetrapléjico a un guardia urbano durante unos altercados en una casa okupada.
  • La familia del fallecido se presentará como acusación particular en el juicio por su muerte y pedirá para Lanza los delitos de asesinato y odio.
La autopsia practicada este miércoles a Víctor Laínez, el vecino de Zaragoza de 55 años fallecido presuntamente como consecuencia de una agresión cometida por Rodrigo Lanza (en la imagen) el pasado viernes, avala la tesis de que el ataque que le causó la muerte fue a traición, por la espalda. Según ha podido saber El Periódico de Aragón, la víctima presentaba dos fuertes golpes en la parte trasera lateral de la cabeza, que cuadrarían con un primer impacto que le derribó y un segundo impacto que le causó el fuerte traumatismo craneoencefálico que le dejó en muerte cerebral. También presentaba otras contusiones en el cuerpo, incluso vértebras rotas, pero no se descarta que esto corresponda a la larga e infructuosa reanimación cardiopulmonar a la que le sometieron los sanitarios. Lanza, detenido el lunes como presunto autor material de la agresión, permanece en los calabozos de la Policía Nacional, en los que apurará las 72 horas permitidas por la ley hasta pasar a disposición judicial el jueves. La familia del fallecido se presentará como acusación particular en el juicio por su muerte y pedirá para Lanza los delitos de asesinato y odio, "si se acredita que realmente el origen de la agresión fue la exhibición de un símbolo legal como la bandera nacional", según su abogado. Fuentes del entorno del detenido han explicado que desde que se trasladó a Zaragoza, llegado desde Barcelona tras cumplir una condena de prisión entre el 2006 y el 2012 por dejar tetrapléjico a un guardia urbano durante unos altercados en una casa okupada de la calle de Sant Pere Més Baix el 4 de febrero del 2006, vivía en la ciudad aragonesa con normalidad, con trabajo y casa en el barrio de La Magdalena, donde ocurrieron los hechos. En ese momento, según La Razón, los chicos de Pablo IglesiasPodemos, arroparon al antisistema del crimen de Zaragoza. Andrés Velázquez [email protected]