• La cita es el próximo 16 de marzo.
  • En junio de 2015, el Tribunal Supremo inculpó por el caso de los ERE a Griñán, Chaves y Zarrías por un presunto delito de prevaricación administrativa.
  • Los expresidentes socialistas andaluces dejaron su escaño como senador autonómico y como diputado, respectivamente, con lo que ambos renunciaron a su condición de aforados.
  • Por eso, en octubre de 2015, el Tribunal Supremo decidió devolver la causa al juzgado de Sevilla.
De un tiempo a esta parte pareciera que el único partido político en España corrupto es el PP. Pero hoy la actualidad nos ha recordado que hay otros que también la padecen. En concreto, el juzgado que instruye el caso de los ERE ha llamado a declarar como investigados (término que sustituye al de imputado tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), a los expresidentes andaluces socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán dentro de la pieza relativa al procedimiento creado por la Junta de Andalucía para pagar las ayudas a las empresas, informan agencias. Es decir, se trata de un caso de corrupción que afecta al PSOE. Aunque todavía está por ver si son declarados culpables o no, exactamente igual que en otros casos que afectan al PP. Los expresidentes, cuya declaración había sido solicitada por la Fiscalía Anticorrupción, han sido citados el próximo 16 de marzo, a las 10:00 horas y a las 11:00 horas, respectivamente, además de al exconsejero andaluz de Empleo José Antonio Viera. La pieza del denominado procedimiento específico afecta a 51 ex altos cargos de la Junta de Andalucía y se considera clave porque es la primera que se pretende enjuiciar ya que afectará al resto de la causa, en la que hay 275 imputados y se empezó a instruir hace cinco años. En junio de 2015, el Tribunal Supremo inculpó por el caso de los ERE a Griñán, Chaves y Zarrías por un presunto delito de prevaricación administrativa, y al exconsejero Viera, además, por malversación de fondos. Los expresidentes andaluces Griñán y Chaves dejaron su escaño como senador autonómico y como diputado, respectivamente, con lo que ambos renunciaron a su condición de aforados. El Tribunal Supremo acordó ese mismo mes mantener la imputación de Griñán y Chaves al apreciar indicios de presunta prevaricación administrativa en el caso de los ERE. En octubre de 2015, el Tribunal Supremo, que inicialmente investigó a los expresidentes y a otros aforados por el caso de los ERE, decidió devolver la causa al juzgado de Sevilla, una vez que todos los aforados habían dejado de contar con este privilegio al renunciar a sus actas de diputados y senadores. En todo caso, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recordado que ambos ya asumieron responsabilidad política dejando sus escaños, en el caso de Chaves en el Congreso y en el de Griñán en el Senado, el pasado mes de junio. Andrés Velázquez [email protected]idad.com