• El ministro portavoz insiste en que Torrent proponga un candidato sin líos con la Justicia: Puigdemont no vale.
  • A Méndez de Vigo le escuece que "Cs y UP" hablen de reformar la ley electoral y les sugiere "hacer algo en Cataluña".
  • ¿Guindos al BCE? No se moja, pero da una pista: si se va, "no habría crisis de Gobierno sino una sustitución".
  • El PP quería marcar la diferencia con la prisión permanente revisable, pero ahora Cs también pelea.
  • Novedades pocas: el Gobierno invertirá 71,5 millones en publicidad y comunicación institucional y dos nombramientos.
Consejo de Ministros del viernes 2 de febrero. Por enésima vez, Cataluña ha sido el tema central de la rueda de prensa semanal. Ahora toca presionar al presidente del Parlament, Roger Torrent; Ciudadanos y Podemos, o más bien a "Cs y UP", como les ha llamado el ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo (en la imagen). En concreto, ha insistido en que Torrent abra consultas y proponga "un candidato que no tenga cuentas pendientes con la Justicia", pues Puigdemont no vale porque "ha vulnerado la ley" y "no tiene previsto venir a España". También ha llamado a "la responsabilidad y la cordura" porque el camino de los independentistas no va a ninguna parte y "el Estado de Derecho triunfa", ha dicho parafraseando uno de los sms de 'Puchi' a Comín, que ve "muy elocuentes y reveladores". Y de nuevo, se ha puesto en manos de leguleyos. Ahora llega el turno de los del Parlament, que la próxima semana dirán si ha empezado a contar el plazo para convocar nuevas elecciones en Cataluña o no. Ojo, recuerden que pocas cosas han cambiado tras la cita con las urnas del 21-D. Parece que a Méndez de Vigo le ha escocido enterarse de que "Cs y UP" negocian un acuerdo para reformar la ley electoral. Y ni corto ni perezoso, les ha sugerido hablar también para ver si pueden "hacer algo en Cataluña", después de todo "lo lógico es que Cs hiciera algo" porque ganó las elecciones. En cuanto a la posible marcha de Luis de Guindos al BCE, que cada vez se da más por hecho, el ministro portavoz no se ha mojado: "No sé quién va a ser el candidato". Eso sí, ha dado una pista: si se va el ministro de Economía, "no supondría una crisis de Gobierno sino una sustitución", que tiene muchas papeletas de caer en Alberto Nadal, hermano gemelo del titular de Energía, Álvaro Nadal. Por cierto, el PP quería marcar la diferencia con la prisión permanente revisable, que "es constitucional", pero ahora Cs también le plantea batalla en este aspecto. Los naranjas no quieren dejar ningún cabo suelto en su sorpasso y proponen endurecer el acceso al tercer grado para los condenados peligrosos. Novedades pocas: el Gobierno invertirá 71,5 millones en publicidad y comunicación institucional y dos nombramientos. El primero, el de Rubén Moreno, un doctor en Medicina y diputado, que como adelantó Soraya, será el nuevo secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, sustituyendo a José Luis Ayllón, el nuevo jefe de gabinete de la Presidencia. Este último tendrá como director de gabinete a Eduardo Rivas. Cristina Martín [email protected]