• Derecha pagana y amnésica: el ministro portavoz asegura no conocer ambos proyectos de Podemos.
  • Es que lee poco la prensa.
  • Ojo al dato. Méndez de Vigo sentencia: la buena noticia es que las pensiones se pagan.
  • Para el Gobierno Rajoy, los cambios de Puigdemont sólo suponen que la Generalitat se radicaliza. Y tiene razón.
Consejo de Ministros del viernes 14 de julio. La rueda de prensa posterior comienza, 'of course' con la correspondiente caravana triunfal del ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo (en la imagen). Por ejemplo, el Gobierno ha aprobado con gran mayoría la compensación por copia privada, la transformación de las economías y crédito y la oferta pública de empleo. Y todo esto es bello e instructivo por cuanto demuestra en qué cosas se ponen de acuerdo nuestros políticos de derechas y de izquierdas: cobrar más impuestos -canon o tasa- a los españoles; cargarse las pequeñas cooperativas de crédito, buenas por cooperativas y justas por pequeñas, a costa de forzarlas, como las cajas de ahorros, a convertirse en bancos. Y, por último, todos votan a favor de aumentar el número de funcionarios. Natural. Buen mensaje sobre Miguel Ángel Blanco, en el vigésimo aniversario de su asesinato: "Es una víctima pero también el espíritu de todas ellas", asegura Iñigo Méndez de Vigo. Además, el Gobierno impugna la jornada laboral  de los funcionarios andaluces, fijada en 35 horas por Susana Díaz, contra el patrón nacional, situado en 37,5 horas. Nada de pitorreos sobre la pereza andaluza o la pereza de los funcionarios. No está el horno para bollos. Hasta ahí la cosa va más o menos bien, pero empieza a desbarrar cuando Hispanidad le pregunta al ministro por las dos andanadas -proyecto de ley sobre eutanasia y proyecto de homosexualismo- que planea Podemos. Mira por dónde, resulta que Méndez de Vigo no sabe en qué consisten esos proyectos, así que no habla: Curioso. Debe ser que el portavoz no lee la prensa. No es nada: es sólo la derecha pagana del PP. Cuando esos borradores se conviertan en iniciativa de ley el PP se achantará. En el mejor de los casos dirá que no le agradan demasiado… sin aportar un sólo argumento. Derecha pagana y cobardona. También le preguntamos por el insostenible sistema público de pensiones en una España envejecida mientras Rajoy, como hace con todos los problemas a largo plazo, bosteza. Escuchen a Méndez de Vigo: "la buena noticia es que todos los pensionistas reciben su pensión… porque en mitad de la crisis no estaba claro que fuera a ser así". O sea como el viejo chiste del equipo de natación español (era antes de Mireia Belmonte), que había hecho un buen papel en los Juegos Olímpicos: "No se ahogó ninguno". Y don Íñigo se quedó tan ancho. Otrosí: Para el Gobierno Rajoy, los cambios de Puigdemont en su gobierno sólo supone que la Generalitat se radicalizara. Y, a cada uno lo suyo, ahí tiene toda la razón. Eulogio López      [email protected]