• Bueno sí, que el PP ha entrado en 'modo pánico' tras el ascenso de Ciudadanos.
  • Albert Rivera ya ha comenzado a hacer campaña.
  • El Gobierno aplica reciprocidad con Venezuela: declara persona non grata al embajador en nuestro país.
Consejo de Ministros del viernes 26 de enero. Cataluña, Cataluña y después, Cataluña. La posible investidura (o no, como diría Rajoy) de Carles Puigdemont ha vuelto a monopolizar el Consejo de Ministros y la rueda de prensa posterior. El resumen de este viernes: el Gobierno ha decidido impugnar la candidatura de Puchi ante el Tribunal Constitucional a pesar del criterio contrario del Consejo de Estado, que considera que aún no es el momento de hacerlo. Y como es perceptible, la encargada de explicar todos estos asuntos leguleyos ha sido la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Por cierto, el presidente del Parlament, Roger Torrent, se ha apresurado a decir que mantiene la hoja de ruta pese al recurso del Gobierno. Es decir, todo sigue igual. Cambian algunos nombres, por ejemplo, Torrent por Forcadell, pero en esencia, nada ha cambiado en la crisis catalana, tampoco tras la celebración de las elecciones del 21 de diciembre. Sí, el reparto de escaños ha variado, pero seguimos teniendo una mayoría secesionista empeñada en saltarse el principio básico de que el fin no justifica los medios. Ni siquiera el afán independentista puede justificar el saltarse la ley, aunque ésta les parezca injusta. Y más importante aún: la sociedad catalana sigue partida en dos. ¿Solución del Gobierno a los retos que van apareciendo, candidatura de Puigdemont incluida? Primero, aplicar la ley y segundo, recurrir al TC las medidas del presidente del Parlament. Todo sigue igual. Es el juego en el que nos hemos instalado: el Parlament toma medidas y el Gobierno las recurre. Algo sí ha cambiado tras el 21-D: las sensaciones dentro del Gobierno y del PP. El partido de Rajoy ha entrado en 'modo pánico' tras el ascenso de Ciudadanos -encuestas incluidas- y el batacazo en Cataluña. Tal vez por eso, el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo (que no Gómez de Lugo), no ha dudado en emplear gran parte de su intervención para recordarnos los logros económicos del Gobierno. Que si el paro se ha reducido en tanto, que si la prima de riesgo está irreconocible, que si el rating de España está al mismo nivel que las potencias mundiales más prósperas… ¿Acuerdos del Consejo de Ministros más allá de Cataluña? Espere que busco. ¡Ah!, sí, el Gobierno ha declarado persona non grata al embajador de Venezuela en nuestro país, Mario Isea, que tiene 72 horas para abandonar nuestro país, tal y como le ocurre al embajador de España en Caracas, Jesús Silva Fernández. Ahora bien, se la circunstancia, como ha explicado Méndez de Vigo, de que Isea ya está en Caracas porque fue llamado a consultas por su Gobierno tras el el último paquete de sanciones adoptado por la UE contra Venezuela. Aún hay más. Lo más destacada, el nombramiento de José Luis Ayllón como jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno en sustitución de Jorge Moragas y el visto bueno del Ejecutivo a la OPA de la italiana Atlantia sobre la española Abertis. Pero esto no interesa tanto como el procés. Mientras, Albert Rivera comienza su campaña electoral con vistas a La Moncloa. Pablo Ferrer [email protected]