• Ahora, la empresa pública de aguas tendrá que volver a salir a concurso.
  • Agbar, satisfecha después de cinco años de recursos: desde el principio, consideró la adjudicación irregular.
  • Mientras, Acciona reclamará hasta 500 millones a la Generalitat.
Este miércoles, el Tribunal Supremo (TS) ha declarado nulo el concurso por el que la Generalitat de Cataluña, en tiempos en que la gobernaba Artur Mas, adjudicó la empresa pública de aguas Aigües Ter-Llobregat (ATLL) a Acciona. Y es que el Alto Tribunal ha ratificado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que declaró nulo dicho proceso de adjudicación, desestimando el recurso presentado por la Generalitat. Con este punto final al viejo conflicto de ATLL, que ha implicado múltiples sentencias, todas en la misma dirección: dando la razón a Agbar y quitándosela a Acciona. Parece que ahora ATLL tendrá que volver a salir de nuevo a concurso. Agbar ha mostrado su satisfacción por la resolución después de cinco años de recursos, pues desde el principio consideró que la adjudicación de ATLL a Acciona fue irregular, según un portavoz de la compañía. Además, considera que ahora la Agencia Catalana del Agua procederá de forma inmediata a anular el incremento del 11,88% de la tarifa en alta aprobada el pasado 28 de diciembre y da por supuesto que la Generalitat cumplirá la sentencia en la mayor brevedad posible. Sólo hay un pequeño 'pero': Carles Puigdemont aún no ha tomado posesión tras las elecciones del 21-D, así que el vaivén político podría dilatar la cuestión… Mientras, Acciona reclamará hasta 500 millones de euros a la Generalitat, según Economía Digital. Cristina Martín [email protected]