• Colonial capta 416 millones, tras ampliar capital por 338 millones y colocar 78 millones de autocartera.
  • La inmobiliaria convertida en socimi suma también una emisión de bonos de 800 millones.
  • Así, obtendrá 1.130 millones, cuantía que supera los 1.033 millones que cuesta la OPA sobre Axiare.
  • Dentro de Colonial, el grupo mexicano de inversión Finaccess, el fondo soberano de Qatar, Aguila LTD y BlackRock se frotan las manos.
  • Y en Axiare, aplauden: Citigroup; las firmas de inversión Amber, T Rowe, MVN o Wellington y el banco de inversión Goldman Sachs.
A Colonial le ha salido bien convertirse en socimi (paga menos impuestos y gana un 82% más), lo que le ha dado fuerza para lanzar una OPA sobre Axiare con el fin de ser dueña del 71% que aún no controla. Y como a los fondos les gustan las cosas grandes, ya tiene dinero de sobra para costear la operación. En concreto, Colonial ha captado 416 millones de euros, tras ampliar capital por 338 millones y colocar otros 78 millones de autocartera. Además, la inmobiliaria convertida en socimi que lideran Pere Viñolas y Juan José Bruguera, Ceo y presidente (ambos en la imagen), hizo una emisión de bonos de 800 millones la semana pasada. Así, obtendrá 1.130 millones, cuantía que supera los 1.033 millones que cuesta la OPA sobre Axiare, que ya no tiene recorrido en bolsa. Dentro de Colonial son muchos los que se frotan las manos y más tras recibir el dividendo de Axiare (0,14 eruos/acción). Entre ellos, sus socios de referencia: el grupo mexicano Finaccess y el fondo soberano de Qatar, que según los datos que se tienen antes de la ampliación, eran dueños del 13,7% y del 10,6%. Claro que también está la compañía de inversión Aguila LTD (Santo Domingo), que posee un 7,3%; y dentro del 64,7% de free float encontramos a fondos como BlackRock (3%), el colonizador del mundo -incluido el Ibex-. Y en Axiare, compañía dirigida por Luis López de Herrera-Oria, son muchos los accionistas que aplauden la operación. Por ejemplo: Citigroup; las firmas de inversión Amber, T Rowe, MVN o Wellington y el banco de inversión Goldman Sachs. En definitiva, parece que Axiare lo tiene difícil para no ser comida por Colonial, pues esta última quiere por encima de todo convertirse en la primera compañía de edificios de oficinas en alquiler. Además, la segunda ventaja de la OPA es que se acercaría a la líder de socimis, Merlin Properties, en valor de cartera de activos. Los fondos mandan y a los fondos les gusta la grande. Y no lo olviden: los gestores de fondos no rinden cuentas a los verdaderos partidarios: los partícipes. Cristina Martín [email protected]