• Lanza un plan de bajas incentivadas: despidos pactados que no tienen derecho a paro y encima deben ¡cotizar!
  • Y es que la indemnización es considerada rendimiento irregular y tiene que tributar: entre un 28% y un 32% de IRPF.
  • Una "auténtica tomadura de pelo" a todos los trabajadores de la marca de refrescos, denuncia CCOO.
  • Les ofrecen pagar entre el 74% y el 80% del salario neto, dependiendo de la edad, hasta los 63 años.
  • Pero no son tan generosos con los mayores: para los que tienen 61 años o más, la oferta es de una única anualidad bruta.
  • La multinacional la tiene tomada con nuestro país y con beneplácito del Gobierno, que insiste en apoyar a la dirección frente a los trabajadores.
  • Prefiere presumir de ser "motor de empleo" y presentar sus nuevos envases (el segundo cambio en sólo tres años).
Coca-Cola, tras el ERE que puso en marcha a pesar de tener beneficios hace cuatro años, continúa el vaciamiento de sus activos -y su plantilla- en España. Así lo refleja el plan de bajas incentivadas que ha presentado su embotellador nacional, Coca-Cola Iberian Partners (CCIP, que hoy es miembro de la 'megaembotelladora' europea que preside la catalana Sol Daurella), de forma unilateral. Es decir, para no tener que negociarlo con los comités, según explica Juan Carlos Asenjo, presidente del comité de empresa de Fuenlabrada, a Hispanidad. La marca de la chispa de la vida ha vuelto a hacer de las suyas al lanzar un plan de despidos pactados que no tienen derecho a paro y encima deben ¡cotizar!, con el que CCOO no está de acuerdo. Y es que la indemnización que recibirán quienes se acojan a dicho plan es considerada rendimiento irregular y tiene que tributar: entre un 28% y un 32% de IRPF. Una "auténtica tomadura de pelo" a todos los trabajadores de la marca de refrescos, denuncia CCOO industria. En concreto, ofrece a los empleados de 55 años en adelante pagarles entre el 74% y el 80% del salario neto, dependiendo de la edad, más la Seguridad Social (SS), durante cinco años. Y al finalizar este periodo, recibirán entre el 74% y el 80% del salario neto y Convenio Especial con la SS (que deberá suscribir el propio trabajador) hasta los 63 años, como se puede ver en las condiciones. Claro que Coca-Cola no es tan generosa con los más mayores: para los que tienen 61 años o más, la oferta es de una única anualidad bruta. Eso sí, para los mayores de 63 años no añade el Convenio Especial con la SS. Además, también llama la atención a los empleados de entre 50 y 54 años sólo les ofrezca 55 días por año trabajado. tejerina gobierno coca-cola Parece que la multinacional la tiene tomada con nuestro país, a pesar de ser una de sus mejores franquicias internacionales. Recuerden que al ERE se suma: el cierre de tres plantas (Asturias, Alicante y Palma de Mallorca), cargarse la fábrica de Fuenlabrada (hoy un centro logístico fallido con poco trabajo efectivo) y un periplo judicial que aún no ha terminado. Pero lo peor es que tiene el beneplácito del Gobierno, que insiste en apoyar a la dirección frente a los trabajadores (así se ha visto en la reciente reunión con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina). Y es que Coca-Cola prefiere presumir de ser "motor de empleo" y presentar sus nuevos envases (el segundo cambio en sólo tres años, que se puede ver en la imagen). Continuos lavados de imagen ante la reestructuración continua y el vaciamiento que practica en los últimos años en España... y no parece que tenga intención de parar. Cristina Martín [email protected]