• El partido de Rivera se muestra a favor del aborto y del matrimonio homosexual.
  • Así como de la eutanasia y de la ideología de género.
  • Eso sí, son muy capitalistas.
El partido Ciudadanos y su líder, Albert Rivera, están de moda. Las últimas encuestas les sitúan en el primer lugar en las preferencias electorales, por encima de PP y del PSOE. El partido más votado en el conjunto de España, nada menos. Ahora bien, ¿qué defiende Ciudadanos en lo que respecta a los principios no negociables para la actuación coherente del cristiano en política, establecidos por el Papa Benedicto XVI -respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural; la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer; la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas-? El aborto es, para Ciudadanos "una decisión traumática en la inmensa mayoría de los casos". Por este motivo, y porque algunas mujeres "no son capaces de encontrar otra solución", proponen una ley en línea con países como Alemania, Francia, Austria o Dinamarca que permita el aborto con "ciertas limitaciones temporales". Es decir, apuesta por una ley de plazos. El aborto estará garantizado por la administración sanitaria y será ejercido en la sanidad pública. Sobre la eutanasia, el partido de Albert Rivera defiende "la posibilidad de rechazar o interrumpir un tratamiento de soporte vital y el derecho a recibir cuidados paliativos dirigidos a evitar el dolor aunque acorten la vida incluyendo la sedación terminal cuando el dolor no se pueda controlar". Pero va más allá y apuesta por "ayudar a morir en caso de enfermedad no tratable con consecuencia irreversible de muerte o siendo paciente en fase terminal". Además, defiende el testamento vital. Ciudadanos también está a favor de los matrimonios homosexuales. En cuanto a la ideología de genero, PP y Ciudadanos trufaron su pacto de investidura de ideología de género. Así que la defienden e impulsan. Es decir, Nuevo Orden Mundial en estado puro: promoción de políticas contrarias a la ley natural. Si lo prefieren, derecha pagana. O sea, muy progresista. Y sobre la educación pública, Rivera apuntó: "Creo en una red de servicio público, que puede ser de titularidad pública o de titularidad privada concertada en un sistema público. Respecto a la separación por sexo, respeto a los padres que con su dinero deseen probar otros métodos distintos al de la escuela pública y concertada". Nuevo Orden Mundial (NOM): antivida y cristófobo. La nueva derecha o derecha pagana: eso es Macron y eso es Rivera. Andrés Velázquez [email protected]