• Aviones de la Fuerza Aérea china volaron sobre el estrecho de Tsushima y realizaron por primera vez ejercicios militares en espacio aéreo internacional sobre el mar de Japón.
  • Los chinos se justifican en que el estrecho de Tsushima no comprende aguas territoriales, por lo cual todos los países disfrutan "de derechos de navegación y de sobrevuelo".
  • Y naturalmente, Pekín sigue sin meter en vereda a Pyonyang.
Lo de China (cuyo presidente es Xi Jinping, en la imagen) es incongruencia e hipocresía a la vez. Porque mientras, junto a Rusia, ha pedido a EEUU que olvide la guerra fría y rebaje tensiones militares (con Corea del Norte, por ejemplo), aviones chinos han sobrevolado el Mar de Japón, no se sabe si para provocar a Occidente, ya sea Corea del Sur o Japón. En concreto, aviones de la Fuerza Aérea china volaron sobre el estrecho de Tsushima y realizaron por primera vez ejercicios militares en espacio aéreo internacional sobre el mar de Japón, informaron fuentes oficiales, recoge Publimetro. "Los ejercicios fueron realizados como parte del programa anual de entrenamiento de la fuerza aérea, se apegaron a las normas y prácticas internacionales y no tuvieron como blanco ningún país, ninguna región, ni ningún objeto en particular", informó Shen Jinke, portavoz de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China. Los ensayos incluyeron bombarderos y aviones de caza y de reconocimiento, entre otras aeronaves, y tuvieron como objetivo evaluar la capacidad de combate de la fuerza aérea en mar adentro, explicó Shen. El portavoz de la Fuerza Aérea china destacó que las naves "respondieron a interferencias por parte de aviones militares extranjeros", sin precisar su nacionalidad, según un reporte de la agencia estatal de noticias Xinhua. Shen hizo énfasis en que el estrecho de Tsushima no comprende aguas territoriales, por lo cual todos los países disfrutan "de derechos de navegación y de sobrevuelo a la luz de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar". El portavoz describió los simulacros como "legales y razonables" y subrayó que lograron el propósito planificado, además de mejorar la capacidad de maniobra de la fuerza aérea. Andrés Velázquez [email protected]