El número de fallecidos en el tiroteo registrado este martes en un hospital checo ha aumentado a seis, tras morir dos personas que habían resultado heridas de gravedad por disparos en la cabeza y en el tórax, según ha informado el Ministerio de Sanidad, informa RTVE.

Además otras dos personas han resultado heridas cuando un hombre, cuya identidad y motivos aún no se han revelado, ha abierto fuego sobre las 07.00 (06.00 GMT) en una zona de espera de Traumatología en el Hospital Universitario de Ostrava, a unos 370 kilómetros al este de Praga.

El autor del ataque se ha dado a la fuga y está siendo buscado por la Policía, que ha cerrado todos los accesos al campus de la Universidad de Ostrava, donde se encuentra el hospital.

Fuentes policiales han señalado que se está evacuando a cientos de personas de la zona

La Policía ha publicado, y luego ha retirado, en la red social Twitter la foto de un presunto implicado en el tiroteo, al que en un mensaje posterior se ha referido como un "testigo" de lo ocurrido.

Posteriormente, ha subido a esa red social la fotografía de otra persona, pero sin señalar si se trata del sospechoso.

Finalmente, según la policía, el sospechoso se habría quitado la vida al verse acorralado por las fuerzas de Seguridad que lo han seguido cuando huía en un Renault Laguna plateado.