• La secretaria general del Tesoro y de Política Financiera alerta de las consecuencias del desafío separatista en la economía española.
  • Y es que Cataluña representa el 20% del PIB.
  • No es la única. La secretaria de Estado de Economía asegura que la incertidumbre está paralizando inversiones, especialmente en Cataluña.
  • Será difícil revertir la situación. Según Bonet, "las empresas que se han ido de Cataluña no volverán".
No descubrimos nada nuevo si decimos que el dinero es cobarde y que las empresa necesitan estabilidad y seguridad jurídica para su normal desarrollo. Precisamente, unos requisitos que a día de hoy no se cumplen en Cataluña, con el desafío separatista en su momento más álgido. En este contexto, las voces de alerta se han ido sucediendo en los últimos días. Este martes, sin ir más lejos, la secretaria general del Tesoro y de Política Financiera, Emma Navarro, ha señalado que prolongar la incertidumbre tendría un "impacto muy grave" en la inversión extranjera y doméstica, así como en el empleo. Cuidado, porque Navarro no habla de una hipotética independencia, que "no tiene una cabida real", según ella, sino de la incertidumbre que ya planea sobre la economía de Cataluña, que representa el 20% del PIB español. No ha sido la única autoridad que ha mostrado su preocupación en las últimas horas. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha alertado también este martes sobre las consecuencias que el desafío está teniendo ya en la economía. Garrido, como antes Navarro, da por hecho que la independencia no se va a producir. Pero da igual, la sola incertidumbre está teniendo efectos negativos como la huida de empresas y la paralización de inversiones. En definitiva, una ralentización que se va a ver "en los próximos días", según Garrido. La fuga de empresas ha sido, sin duda, uno de los efectos más mediáticos y que más alarmas ha disparado en Cataluña. Y lo peor no es que huyan, sino que no volverán. Así lo cree el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet. "Las empresas que se han ido de Cataluña no volverán", ha sentenciado. Y para muestra un botón: Caixabank ha confirmado este martes que su cambio de sede a Valencia no es algo temporal. Andrés Velázquez [email protected]