• Se juzga si el presunto chivatazo se lo habría comunicado el guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino.
  • Pero el exsecretario general del PP madrileño lo niega: fueron informaciones de carácter económico "pero absolutamente nada más".
Prosigue la vista oral en el juicio por el Caso Púnica. Y el juicio ahora se centra, presuntamente, en que el exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados, recibió un chivatazo del guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino por el que le comunicaba que estaba siendo investigado. Pues bien: hoy, Granados ha afirmado que lo único que le dijo el agente Rodríguez Talamino es que existían unas investigaciones en las localidades madrileñas de Valdemoro y Pinto de carácter económico "pero absolutamente nada más", recoge El Economista. A preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, Granados ha explicado que Talamino le comentó cuando se lo encontró en las fiestas de Valdemoro en septiembre de 2014 que se trataba de un tema económico "que no tenías más trascendencia". "Jamás me dijo que había una investigación secreta", ha precisado el político. No obstante ha dicho que esa conversación le generó "inquietud" al pensar que podría relacionarse con las investigaciones vigentes sobre el patrimonio que tanto él como su exsocio David Marjaliza tenían en diversas cuentas de Suiza y que procedía de "actividades lícitas", según ha defendido. Andrés Velázquez [email protected]