• El grupo de distribución francés quiere simplificar organización y costes, lo que incluye el cierre de 270 establecimientos.
  • Pero al mismo tiempo, invertirá 2.800 millones en digitalización… para ser "líder del comercio electrónico".
  • Posiblemente, su estrategia no sea acertada: Amazon intenta tener actividad presencial.
  • Además, los tres grandes grupos de distribución españoles (Inditex, ECI y Mercadona) apuestan por la convivencia de los dos canales.
Parece que Carrefour está nervioso ante el auge del gigante Amazon. Y es que va a apostar más por la venta digital y a despedir a 2.400 empleados en Francia. Es decir, al 2,4% de su plantilla en el país, que asciende a 100.000 trabajadores, a través de un plan de salidas voluntarias. Por cierto, desde el Gobierno galo van a estar muy atentos a cómo se acompaña a cada empleado afectado, ha señalado el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire. El grupo de distribución francés quiere simplificar su organización y sus costes (en 2.000 millones de euros hasta el año 2020), como ha señalado al presentar su nuevo plan estratégico, que incluye el cierre de 270 establecimientos. La cifra es pequeña, pues tiene 12.000 tiendas en 30 países, claro que su objetivo es ambicioso (alcanzar los 5.000 millones en ventas en 2022) y podrían ser necesarias… Pero al mismo tiempo que la reducción de organización y costes, Carrefour invertirá 2.800 millones en digitalización… para ser "líder del comercio electrónico". O sea, cierra el grifo para el canal físico y lo abre sin contemplaciones para el online. Posiblemente, su estrategia no sea acertada porque debería tener en cuenta que Amazon, el gigante del comercio electrónico, intenta cada vez más tener actividad presencial. Debería fijarse en los tres grandes grupos de distribución españoles (Inditex, El Corte Inglés y Mercadona), que apuestan por la convivencia de los dos canales: el físico y el digital. Y parece que el modelo les funciona bastante bien. Cristina Martín cristin[email protected]