• La alcaldesa de Madrid retiene ahora 173 millones para cumplir con Hacienda.
  • Y el ministro Montoro, claro está, valora el gesto "muy positivamente" e insiste en que no hay diferencias políticas.
  • Esta cifra supone 1.206 partidas -3,3% del presupuesto municipal-, eso sí, sin afectar al desarrollo de las políticas.
  • En octubre, tras rechazar el PEF, Hacienda reclamó 127 millones y ahora pide otros 238 millones adicionales: en total, 365 millones.
  • A pesar de retener 173 millones, al Ayuntamiento aún le quedan otros 192 millones para cumplir las exigencias de Montoro.
  • Y Carmena se desmarca de los separatistas: "Rebatimos las leyes, pero al mismo tiempo las cumplimos".
En la rueda de prensa para explicar las medidas relativas al requerimiento de Hacienda, parece que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (en la imagen, junto a Rita Maestre, Carlos Sánchez Mato y Marta Higueras) se ha doblegado…, aunque sigue hablando de diferentes interpretaciones. Algo que la exjueza ve muy interesante: "Es bueno que las Administraciones discrepen en la manera en que se interpreten las leyes". Carmena ha retenido ahora 173,6 millones de euros para cumplir con Hacienda, después de que se ordenara la tutela de sus cuentas la semana pasada. Y el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, claro está, ha valorado el gesto "muy positivamente" y ha insistido en que las diferencias entre su Departamento y el Ayuntamiento de Madrid no han sido políticas, sino de "cifras" y de "estricto cumplimiento de la ley". Estos 173,6 millones de créditos retenidos suponen 1.206 partidas -representativas del 3,3% del presupuesto municipal-, eso sí, no afectarán "al desarrollo de las políticas del programa electoral", ha subrayado Carmena. Pero, ¿de dónde procede dicha cuantía? Según el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, son: partidas puestas a disposición por las distintas áreas de gobierno y juntas de distrito (por retrasos en realización de proyectos, por bajas de adjudicación en licitaciones -8 millones- o presupuestos iniciales suficientemente dotados), gastos de personal (17 millones por plazas no cubiertas), ayudas sociales para pagar el IBI (sólo 1.800 casos cumplen los requisitos de los 4.100 interesados) o un porcentaje de la partida para emergencias. Las diferencias entre el consistorio madrileño y Hacienda se remontan al pasado abril, cuando está última rechazó el Plan Económico-Financiero (PEF) y retuvo 238 millones mediante Acuerdos de No Disponibilidad (AND). El segundo capítulo llegó en octubre, cuando a Carmena y compañía les exigieron medidas por 127 millones. Y como no hay dos sin tres, Hacienda ha tumbado recientemente el tercer PEF, reclama otros 238 millones adicionales por la "nueva interpretación" de la regla de gasto, según Carmena (cifra que coincide con la ya retenida en abril). En total, 365 millones, de los cuales el Ayuntamiento acaba de retener 173 millones, pero aún así le quedarían otros 192 millones para cumplir las exigencias de Montoro. Y por cierto, Carmena parece que se ha desmarcado de los separatistas: "Rebatimos las leyes, pero al mismo tiempo las cumplimos", ha afirmado con rotundidad. Cristina Martín [email protected]