• Eduardo Garzón era asesor del también cesado Sánchez Mato.
  • La regidora no podía "permitir" que el edil responsable del área de Economía y Hacienda le anunciara que no quería aprobar la propuesta del Plan Económico-Financiero.
  • Y por la misma razón, ha cesado a Garzón.
  • Estamos en una guerra cainita de la izquierda madrileña.
La guerra cainita abierta en el seno de Ahora Madrid tras el cese de Carlos Sánchez Mato como edil de Economía se ha cobrado también el cargo como asesor de Eduardo Garzón, hermano del coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, informa ABC. El cese del ya exdelegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha supuesto también la salida "automática" de sus principales asesores como es el caso del economista Eduardo Garzón, mano derecha del edil en el área, añade El Periódico. Según señaló la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el martes, el cese de Sánchez Mato se produjo porque la regidora no podía "permitir" que el edil responsable del área de Hacienda le anunciara que no quería aprobar la propuesta del Plan Económico-Financiero. "Inexplicablemente a la alcaldesa le entraron prisas y ordenó al área de Economía y Hacienda hacer ese plan económico. El plan lo hicieron los técnicos del área, no Carlos Sánchez Mato, que ni era su plan ni estaba de acuerdo con aprobarlo", ha escrito Garzón a través de su cuenta de Twitter. Asimismo, este colaborador muy próximo a Mato se ha preguntado por qué hay que cesar a un concejal de Economía, "que lo hacía de forma magnífica, sólo por no estar de acuerdo con unos recortes innecesarios y sobre los que nadie de Ahora Madrid se ha posicionado". "No se entiende. Ha sido un grave error", añade. A su juicio, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, exigió la realización de un plan económico "que recogiera recortes de más de 533 millones euros". "Una salvajada que, insisto, no se atiene a la legislación. Pero no aclaró cuándo había que realizar ese plan económico. No había prisa por hacerlo", ha añadido. Según Garzón, sin que pudieran entenderlo, la alcaldesa ordenó que el plan económico se llevase cuanto antes al Pleno y desde Izquierda Unida pidieron que, "debido a la gravedad del asunto", esa decisión fuese consultada a Ahora Madrid. "Fuimos ignorados", ha lamentado. Andrés Velázquez [email protected]