• Los tres jueces votan a favor de mantener la condena contra Lula por sobornos y por lavado de dinero, y condenarlo a 12 años de prisión.
  • El político de 72 años podría quedar inhabilitado para presentarse a otros comicios bajo la ley brasileña 'Ficha Limpa'.
  • Puede apelar la decisión del tribunal de Porto Alegre ante cortes superiores para retrasar un fallo final, evitar la cárcel y tener tiempo de inscribir su candidatura.
  • En ese caso, una corte electoral deberá tomar una decisión final sobre su candidatura y solo lo haría una vez que Lula se haya registrado.
  • La exclusión de Lula de las elecciones cambiaría radicalmente el panorama político antes de una campaña en la que es el favorito, con el 36% de apoyo, el doble que su rival.
Una corte de apelaciones de Brasil mantuvo el miércoles por unanimidad una condena por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (en la imagen), y elevó su sentencia, en un grave revés a los planes del político más popular del país de volver a presentarse como candidato, informa Reuters. Los tres jueces del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región en Porto Alegre votaron por mantener la condena contra Lula por recibir sobornos y por lavado de dinero, condenándolo a 12 años de prisión. El político seguirá en libertad porque aún tiene alternativas de apelación. Lula, de 72 años, ahora podría quedar inhabilitado para presentarse a las elecciones bajo la ley brasileña 'Ficha Limpa', que prohíbe que sean candidatos los políticos cuyas condenas hayan sido confirmadas por un tribunal de apelación. Sin embargo, una corte electoral debe tomar una decisión final sobre una candidatura y solo lo haría una vez que la persona se haya registrado. Lula puede apelar la decisión del miércoles del tribunal de Porto Alegre ante cortes superiores para retrasar un fallo final, posiblemente evitando la cárcel y consiguiendo el tiempo suficiente para inscribir su candidatura antes de la fecha límite del 15 de agosto. En una manifestación nocturna en una plaza del centro de Sao Paulo, Lula se paró encima de un camión ante sus partidarios, criticó la decisión como una "mentira" y afirmó que es inocente. Lula dijo que si los tres jueces pudieran "mostrarme el crimen que cometí, dejaría de intentar ser candidato". "Quiero que los jueces sepan que no estoy preocupado como creen que debería estar (...) No pueden encarcelar las ideas o la esperanza", agregó. Los opositores de Lula, por su parte, celebraron en la avenida principal de Sao Paulo con una gigantesca figura del expresidente con traje de presidiario. El exmandatario fue condenado en julio de 2017 por el juez Sergio Moro a nueve años y medio de prisión por aceptar 3,7 millones de reales (1,18 millones de dólares) en sobornos de la firma de ingeniería OAS. El caso involucra un apartamento en el balneario de Guarujá y está enmarcado en la operación 'Lava Jato' (Lavado de Autos) que investiga una red de corrupción en torno a la petrolera bajo control estatal Petrobras. El Partido de los Trabajadores de Lula calificó el fallo como una "farsa" orquestada por los enemigos del expresidente para evitar que regrese al poder. El grupo dijo que resistiría la decisión y seguirá adelante con su plan para presentarlo como candidato presidencial. Lula, el primer presidente de clase trabajadora de Brasil y quien gobernó el país entre 2003 y 2010, es uno de decenas de políticos y hombres de negocios que han sido involucrados en una trama de corrupción que sacude al país desde el 2014. La exclusión de Lula de las elecciones cambiaría radicalmente el panorama político antes de una campaña en la que es el favorito, con el 36 por ciento de las preferencias, según Datafolha. Eso es el doble del porcentaje de su rival más cercano, el legislador Jair Bolsonaro, cuya campaña se ha visto impulsada por el sentimiento antiLula. José Ángel Gutiérrez [email protected]