• Logra su primer contrato tras ceder el control de dicho negocio al gigante aeronáutico europeo.
  • En concreto, se trata de un pedido de 31 aviones, valorado en 2.061 millones de euros.
  • Buena noticia para Bombardier, pues en el tercer trimestre sus números rojos ascienden a 100 millones.
  • Eso sí, en el conjunto de los nueve primeros meses, las pérdidas se reducen hasta los 381 millones.
  • Pero las ventas muestran otro rumbo: entre julio y septiembre, suben un 3%, y hasta septiembre, bajan un 4%.
  • Transporte es la división estrella del fabricante canadiense, cuya facturación crece un 20%, a pesar de que Siemens eligiera a Alstom.
Parece que Bombardier fía su futuro a Airbus, pues empiezan a llegar pedidos de aviones C-Series… y con ello, espera reducir las pérdidas. El primer contrato en año y medio se conoce después de ceder el control de dicho negocio al gigante aeronáutico europeo, con aviso de Boeing incluido: se trata de 31 aviones y el valor asciende a 2.061 millones de euros. "Este fue un trimestre muy emocionante para Bombardier ya que dimos la bienvenida a Airbus al programa C-Series", ha afirmado Alain Bellemare, presidente y director ejecutivo del fabricante de aviones y trenes canadiense. "Es un paso que cambia el juego para Bombardier y el posicionamiento de dicho programa para el éxito comercial a largo plazo y que generará un valor nuevo y sostenible para nuestros clientes, proveedores y accionistas", ha añadido. El nuevo pedido, por tanto, supone una buena noticia para Bombardier, pues en el tercer trimestre sus números rojos han ascendido a 100 millones, superando los de hace un año (81 millones). Eso sí, en el conjunto de los nueve primeros meses, las pérdidas se han reducido hasta los 381 millones, lejos de los 620 millones que perdió en el mismo periodo de 2016. Pero las ventas han mostrado otro rumbo: en el tercer trimestre, han mejorado y en los nueve primeros meses, han descendido. En concreto: entre julio y septiembre, han subido un 3% hasta los 3.291 millones, pero hasta septiembre, han bajado un 4%, situándose en 9.873 millones. Transporte es la división estrella del fabricante canadiense, cuya facturación ha crecido un 20% en el tercer trimestre, alcanzando los 1.832 millones. Al hilo de esto, cabe destacar que recientemente ha puesto en servicio 141 nuevos coches automáticos sin conductor para el metro de Singapur. Por tanto, parece que a Bombardier le va mejor en trenes que en aviones, a pesar de que Siemens haya preferido a la francesa Alstom para crear un gigante ferroviario. Cristina Martín [email protected]