• "Estoy totalmente vinculado emocionalmente a este proyecto y estoy comprometido para siempre", asegura el presidente del banco.
  • ¿Privatización? Ahora es un buen momento, según Goirigolzarri.
  • Con BMN se acabaron las fusiones y adquisiciones.
  • Objetivos del nuevo plan estratégico: 1.300 millones de beneficio en tres años y repartir 2.500 millones entre sus accionistas.
  • Claro, con tipos de interés al alza en 2019 (0,29%) y 2020 (0,73%).
José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) no abandonará Bankia mientras le apoye el Consejo de Administración, el equipo directivo de la entidad y, sobre todo, el accionista de referencia, el Frob. "Estoy totalmente vinculado emocionalmente a este proyecto y estoy comprometido para siempre, y lo digo sin matices", ha respondido con humor y sin vacilaciones este martes, durante la presentación del plan estratégico del banco para los próximos tres años. ¿Qué ocurrirá tras la privatización o si Bankia se fusiona o es adquirida por otro banco? "Dios dirá", se ha limitado a decir. La privatización es un asunto importante, aunque el nuevo plan no aparece de manera explícita. De hecho, según Goiri, "es el último aspecto que queda para la normalización del proyecto". Una privatización que se llevará a cabo cuando decida el Frob, es decir, el Gobierno, al que Goirigolzarri ha lanzado un mensaje: "Tenemos constancia que hay un apetito importante en el mercado", ha asegurado. Por cierto, este martes, el presidente, el Ceo y el director financiero, comienzan un road show por las principales plazas financieras del mundo. El nuevo plan estratégico 2018-2020 no menciona la privatización y tampoco habla de fusiones ni adquisiciones. No, no hay sobre la mesa ninguna operación corporativa en España ni mucho menos en el extranjero. Porque Bankia no se va a internacionalizar. Es una entidad española que atiende a los residentes en nuestro país. Y dentro de nuestras fronteras, tampoco esperen una expansión geográfica en forma de oficinas. Abrir nuevas sucursales sería una locura, según Goiri, y sería imposible rentabilizarlas. Pero para eso está la tecnología. Bankia ganará cuota de mercado, fundamentalmente, a través de la digitalización. Para eso han invertido unos 700 millones de euros en los últimos años y prevén invertir otros 1.000 millones hasta 2020. Parece mucho, pero eso es lo que invierte BBVA en un solo ejercicio. Los objetivos del nuevo plan, esto es, para 2020, se pueden resumir así: beneficio de 1.300 millones, un ROE del 10,8%, un ROTE del 11% y un ratio de eficiencia por debajo del 47%, con una solvencia (CET 1 fully loaded) del 12%. Y, uno los aspectos más importantes, la devolución de más de 2.500 millones de euros. Todo esto de manera orgánica y sin más ajustes de plantilla. Claro, que el plan prevé alzas de los tipos de interés en 2019 (0,29%) y en 2020 (0,73%) que son, efectivamente, previsiones que contemplan muchos analistas. Goiri así lo espera. Pablo Ferrer pablo@hispanidad.com