• Bankia amplía en 100 las oficinas que cerrará tras la fusión.
  • Y encima, prejubilaciones: a los 57 años te puedes marchar a casa.
  • Tranquilos, los sindicatos piden que sea antes, a partir de los 55.
  • Ojo: de las 2.500 salidas, 817 serán de servicios centrales.
  • Es decir, 'descabeza' todo BMN (650 trabajadores) y parte de Bankia.

La fusión Bankia-BMN es un reflejo de lo que ocurre en todo el sector bancario. Se trata de juntar dos bancos para aprovechar sus sinergias, es decir, para cerrar oficinas y reducir plantilla. Todo con el pretexto de alcanzar la rentabilidad perdida. Vamos con el caso concreto: en la reunión mantenida este jueves con los sindicatos, previa a la constitución de la mesa de negociación, prevista a principios de enero, Bankia les ha anunciado su intención de cerrar 100 oficinas más en 2018, con lo que la cifra total asciende a 150. En cuanto al número de afectados, no ha variado: 2.510 trabajadores tendrán que salir cuando se complete la fusión. Son las sinergias bancarias: te fusionas con un banco de 3.800 empleados y despides a 2.500, esto es, a dos de cada tres. Los sindicatos creen que el número de afectados podría reducirse hasta los 1.800. En cualquier caso, de los 2.500 previstos, 817 serán empleados de los servicios centrales. Es decir, la fusión va a significar el 'descabezamiento' de BMN, que tiene 650 trabajadores en sus servicios centrales, y parte de Bankia. Por cierto, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri mantiene la propuesta de aplicar prejubilaciones a partir de los 57 años. Y desde los sindicatos, no sólo no se han opuesto a la medida sino que han solicitado que se adelante a los 55. Para el resto de empleados, Bankia va a ofrecer bajas incentivadas. Pablo Ferrer [email protected]