• Coartada que fue desmentida recientemente por Mireia Boya, de la CUP, quien aseguró que la Declaración Unilateral de Independencia buscaba una "efectividad real".
  • El expresidente de la Generalitat ha declarado ante el Supremo por rebelión y ha quedado en libertad sin fianza ni otras medidas cautelares, aunque tendrá que estar a disposición del Tribunal Supremo siempre que se le solicite.
  • Y eso que el partido político Vox había pedido previamente a Llarena la libertad provisional bajo fianza mínima de 60.000 euros.
  • Mas también ha negado la existencia de un comité estratégico: "Se nos convocaba a reuniones en las que se hablaba de política".
  • Ahora bien, si el referéndum fue real, ¿por qué la DUI fue simbólica?
El expresidente de la Generalitat y expresidente del PDeCAT Artur Mas ha quedado en libertad sin fianza ni otras medidas cautelares tras declarar por rebelión, aunque tendrá que estar a disposición del Tribunal Supremo siempre que se le solicite. Mas ha declarado como investigado en el Tribunal Supremo en el marco de la investigación por un posible delito de rebelión en el proceso soberanista que llevó a la declaración unilateral de independencia (DUI). La acusación popular que ejerce el partido político Vox había pedido previamente al Juez Pablo Llarena la libertad provisional bajo fianza mínima de 60.000 euros, comparecencias ante el juzgado cada 15 días y la retirada del pasaporte, al igual que ocurrió el lunes en el caso de la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Tras la vistilla celebrada, el juez ha acordado no imponer ninguna medida cautelar, aunque sí ha preguntado al expresidente si estaba dispuesto a comparecer ante el juzgado en caso de ser requerido, a lo que Mas ha respondido que sí. El expresidente de la Generalitat y del PDeCAT ha comparecido ante el Supremo porque la investigación le sitúa entre los integrantes del comité estratégico que dirigió las acciones contempladas en la hoja de ruta del "procés", dibujada en el documento Enfocats, y le ubica en reuniones clave para la preparación del referéndum independentista. Su nombre aparece en la libreta de Josep María Jové, hombre de confianza de Oriol Junqueras y pieza clave del proceso soberanista considerado el "cerebro" de la logística del 1-O, en varias reuniones en las que se trató este asunto. Artur Mas ha declarado a los medios de comunicación a su salida del Supremo: "El referéndum del 1-O fue real, la declaración de independencia del 27 de octubre tuvo un carácter político y simbólico". Es decir, otro político separatista que se arruga ante el juez y apunta a la coartada del carácter 'simbólico' de la DUI, coartada que fue desmentida recientemente por Mireia Boya, de la CUP, quien aseguró que buscaba una "efectividad real".  Mas también ha negado la existencia de un comité estratégico: "Se nos convocaba a reuniones en las que se hablaba de política". Y ha asegurado que está satisfecho de quedar en libertad sin medidas cautelares, aunque el hecho de que haya políticos encarcelados o desplazados a Bruselas no le permite celebrarlo con entusiasmo. Andrés Velázquez [email protected]