• El inspector bancario español con más pedigrí advierte de que no se está diciendo la verdad sobre las cuentas bancarias.
  • Y esto podría llevarnos a una nueva crisis financiera.
  • Por cierto, no le gustan nada los bancos sistémicos y con ello rompe con toda la cultura financiera actual propagada por el BIS.
  • Banco Popular: "¿Cómo es posible que en 32 días caiga?", se pregunta.
Los bancos grandes no son la solución. Todo lo contrario, son un auténtico peligro. Lo ha dicho este lunes Aristóbulo de Juan (en la imagen) durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que analiza la crisis financiera. Sí, en opinión del ex director general del Banco de España, las entidades sistémicas son muy difíciles de gestionar, prácticamente imposibles de supervisar y no pueden ser resueltas aunque su situación sea insostenible. Pero eso no es lo peor. Lo más preocupante es la autocomplacencia que existe actualmente en el sistema financiero. ¿Por qué, después de diez años, la banca sigue teniendo activos tóxicos? Porque no se han provisionado correctamente, no por falta de pericia, sino porque hacerlo supondría admitir unas pérdidas que las entidades no están dispuestas a admitir. ¿Y los supervisores? Su prioridad ahora, según De Juan, es mirar al futuro y no tanto al presente. "Hacer inspecciones in situ caso a caso hasta identificar la salud de la entidad no es la prioridad, sino mantener el estado durmiente de que todo va bien", ha señalado. Y cuidado, porque esto puede desembocar en una nueva crisis bancaria. Por cierto, el rechazo de De Juan a los bancos sistémicos choca frontalmente con toda la cultura financiera propaga por el BIS. Don Aristóbulo también ha tenido palabras para el Popular. "¿Cómo es posible que en 32 días caiga?", se ha preguntado. En esta línea, también se ha preguntado cómo es posible que la auditora no detectara ningún problema después de 35 años trabajando para el banco. Pablo Ferrer [email protected]