• La Unión Española Fotovoltaica (Unef) califica de "ataque al sector" el anuncio de Nadal de rebajar la rentabilidad razonable del 7,38% al 4% en enero de 2020.
  • Sea como fuere, la política de seguridad jurídica nos ha llevado a un déficit de tarifa de 30.000 millones de euros.
  • Y las renovables todavía reciben 700 millones de euros de subvenciones cada año.
El sector fotovoltaico está que trina contra el ministro de Energía, Álvaro Nadal (en la imagen), después de que anunciara la modificación de la rentabilidad razonable para las instalaciones de energía renovables. Se trata, en concreto, de rebajar esa rentabilidad razonable del 7,38% actual al 4%, a partir de enero de 2020. La Unión Española Fotovoltaica (Unef) no ha dudado en calificar la medida de "institucionalización de la inestabilidad jurídica" y habla de "ataque al sector". En la nota remitida este miércoles, la asociación afirma que esta medida tendrá un impacto relevante en los propietarios de las instalaciones y en los bancos que los están financiando. Además, según la Unef, la rebaja de la rentabilidad razonable no supondrá un ahorro significativo para los consumidores porque -atentos al razonamiento- España tendrá que pagar las indemnizaciones por los arbitrajes internacionales interpuestos ante el CIADI por los fondos extranjeros que denunciaron los recortes de la reforma Soria de 2012. En definitiva, según los fotovoltaicos no se puede modificar ninguna ley porque se incurriría en inseguridad jurídica. Pues sea como fuere, la no modificación a tiempo de la política energética de Zapatero nos ha llevado a un déficit de tarifa de 30.000 millones de euros que tendrán que pagar todos los contribuyentes. Eso por no hablar de los 700 millones de euros que se llevan las renovables cada año en concepto de subvenciones públicas. Andrés Velázquez [email protected]