• El Gobierno de Mauricio Macri anunció que va a enviar al Congreso el proyecto de reforma del Código Penal, que se debatirá en marzo y que entre, otras cosas, liberalizaría el aborto.
  • La Asociación de Obstetricia y Ginecología de San Juan (Argentina), ha hecho público un comunicado en el que aseguran que ninguno de sus miembros practicará un aborto.
  • La asociación exige «que se respete y garantice la objeción de conciencia en forma categórica» y recuerda que «la vida comienza desde la concepción».
El Gobierno de Mauricio Macri anunció que va a enviar al Congreso el proyecto de reforma del Código Penal, que se debatirá en marzo y que entre otras cosas, liberalizaría el aborto. De hecho, el Gobierno argentino dio libertad de acción a sus legisladores para debatir dicho proyecto parlamentario. Y eso que el presidente Macri, al igual que su antecesora y actual senadora opositora Cristina Fernández (2007-2015), se manifestaron en contra del aborto libre en la Argentina. Así que 70 diputados presentaron un proyecto de ley para despenalizar el aborto. En Argentina existe el aborto por riesgo de salud de la madre y por violación de una mujer considerada "idiota o demente". Sin embargo, la reforma modificaría el artículo 86 del Código Penal, ampliando esta práctica para los casos de violación, sin obligación de denunciar al violador, y por peligro para la salud mental de la madre (el mismo coladero que en España). En ese contexto, la Asociación de Obstetricia y Ginecología de San Juan (Argentina), ha hecho público un comunicado en el que aseguran que ninguno de sus miembros practicará un aborto en caso de que sea despenalizado por los poderes legislativo y ejecutivo, publica Infocatólica. La asociación exige «que se respete y garantice la objeción de conciencia en forma categórica» y recuerda que «la vida comienza desde la concepción». «Por tal motivo», añaden, «y ante la reciente iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional, que propone debatir en nuestro honorable Congreso de la Nación la legalización del aborto, nos manifestamos en CONTRA de cualquier forma voluntaria tendiente a destruir un embrión humano en el seno materno». José Ángel Gutiérrez [email protected]