• El gigante aeronáutico europeo ve como el Ebit ajustado se desploma un 25%, hasta los 1.800 millones.
  • ¿Los motivos? Nuevo cargo de 150 millones por el A400M, desinversión, desajuste en pagos…
  • Todo ello lastra el beneficio neto (1.851 millones, un 2% más) y los ingresos (43.000 millones, un 11% menos).
  • Salva los muebles por Aviación Comercial y una fuerte cartera de pedidos (945.000 millones) aunque baja un 11%.
  • Y a las investigaciones en Reino Unido y Francia por comunicaciones inexactas, suma ahora una en EEUU.
A la luz de sus resultados hasta septiembre, Airbus se está viendo afectado por problemas en motores del A320 neo y por el programa del A400M, cuyo "riesgo permanece", según el responsable financiero, Harald Wilhelm. Dos cuestiones que siguen sin resolver y especialmente es destacable la última, pues como saben, entra en juego la gran mentira alemana contra España. El gigante aeronáutico europeo ha visto cómo el Ebit ajustado se ha desplomado un 25%, hasta situarse en casi 1.800 millones de euros. ¿Los motivos? Un nuevo cargo de 150 millones por el A400M -incluidos 80 millones en el tercer trimestre por el ajuste de producción e indemnizaciones-, desinversión en Defence Electronics (604 millones), desajuste en pagos y revaluación del balance (43 millones) y otros cambios en la cartera de Defensa y Espacio (19 millones). Todo ello ha lastrado el beneficio neto de Airbus, que se ha situado en 1.851 millones, lo que supone un 2% más que en los primeros nueve meses del año pasado, y los ingresos (43.000 millones, un 11% menos). Eso sí, salva los muebles por la división de Aviación Comercial (32.643 millones de ingresos, un 4% más) y la fuerte cartera de pedidos (945.000 millones, aunque baja un 11%), que junto al "firme entorno del mercado continúan respaldando los planes de aumento de la cadencia de producción de aviones comerciales", ha señalado el Ceo de Airbus, Tom Enders (en la imagen). Y por si todo esto no bastara, a las investigaciones en Reino Unido y Francia por comunicaciones inexactas, suma ahora otra en EEUU por irregularidades en la obtención de contratos en defensa. Esto último podría reducir el impacto positivo de los resultados, según los analistas del Banco Sabadell, que han destacado, sobre todo, las cifras mejores de lo esperado en el tercer trimestre. Por cierto, llama la atención que con estos resultados, la acción siga en máximos históricos. En concreto, se sitúa cerca de los 88 euros, tras subir un 3,6% en la sesión de este martes. Cristina Martín [email protected]