• Los dos gigantes estadounidenses normalizan la homosexualidad y el transexualismo.
  • Pero no les basta con eso, también demonizan a quienes se oponen y es que 'lo correcto' es ir a favor del LGTBI.
  • Y es que la ideología de género está impregnando todo para satisfacción del Nuevo Orden Mundial (NOM).
  • Esta insiste en separar género y sexo. Pero ojo, muchos médicos y científicos alertan de que cada vez hay más casos de niños confundidos.
Tristemente, el adoctrinamiento infantil por parte del lobby LGTBI ya no sólo afecta a la escuela (en España tenemos varias muestras: 11 leyes autonómicas de la ideología de género y la que se tramita a nivel nacional o la nueva asignatura manchega que está en pilotaje), sino también a las grandes productoras de material infantil y a la televisión de pago. Concretamente, en series de entretenimiento infantil destinadas a niños y adolescentes, gracias a Disney y a Netflix, que presumen de ser muy progres. En concreto, los dos gigantes estadounidenses normalizan la homosexualidad, el transexualismo o la obsesión por el sexo en algunas de sus series, como informa Religión en Libertad. Pero no les basta con eso, también demonizan a quienes se oponen, pues 'lo correcto', en su opinión, es ir a favor del LGTBI y uqien ose discrepar de la homosexualidad, aunque respete a lso homosexuales, es un fachas. Los últimos ejemplos en el caso de Disney, se pueden ver en su serie de dibujos animados 'Star contra las Fuerzas del Mal', donde no tiene reparos en mostrar un beso gay o una princesa que revela ser un chico (o sea, un transexual)… todo ello, en una serie infantil. También en 'Andy Mack' otra serie, en este caso para adolescentes, rn la que abundan las relaciones entre chicos del mismo sexo. Además, esto llama mucho la atención en el actual contexto corporativo de Disney, cuando acaba de retomar la negociación para comprar activos de 21st Century Fox: ¿Se imaginan, progres y conservadores unidos? Sin duda, extraños compañeros de cama para hacer negocios. Claro que Netflix tampoco se queda corta. En concreto, en 'Big Mouth', una serie de dibujos animados dirigida en principio a adultos, pero bien acogida entre adolescentes, puede verse a un grupo de jóvenes, en plena pubertad, que sólo piensa en sexo. Tristemente, no son más que muestras de cómo la ideología de género va impregnando todo -para satisfacción del Nuevo Orden Mundial (NOM)-. Recuerden que esta ideología insiste de forma obsesiva en separar sexo y género, además bajo el disfraz de que sólo persigue acabar con la discriminación hacia el colectivo LGTBI se acaba imponiendo en todos los ámbitos, haciendo que el homosexualismo se asuma como algo totalmente normal y quienes lo discuten queden como radicales. Y ojo, porque muchos médicos y científicos alertan de que están aumentando los casos de disforia en los niños, es decir, que cada vez hay más menores confundidos sobre su identidad sexual. Cristina Martín [email protected]