• La pregunta es: ¿puede comprarse una empresa de un sector regulado contra el parecer del Gobierno?
  • Los fondos de inversión esperan que opten por lo segundo y Atlantia mejore la OPA a 19,5 euros-20 euros.
  • Estos prefieren a los italianos, como reflejan las cotizaciones de ACS y de Hochtief. A los fondos sólo les interesa la ganancia a corto plazo.
  • El motivo oficial de una posible retirada de Atlantia podría hacerse por dos vías: culpar al Gobierno español o no mejorar su actual oferta. Por el momento, la de Florentino es mejor.
  • Precisamente, la CNMV sigue sin aprobar el folleto de ACS-Hochtief, el segundo contendiente en la guerra de OPAs.
  • Y el Gobierno no perdona a Criteria que no se le consultara antes la operación de los italianos y se enterara por la prensa.
Abertis sigue inmersa en la guerra de OPAs, aunque en estos momentos la pelota no está en su tejado. La situación no sólo afecta a la concesionaria que acaba de cambiar su primera línea ejecutiva (Francisco Reynés, ahora al frente de Gas Natural, ha dado el testigo a José Aljaro), también a las opadoras (Atlantia y ACS) y al Gobierno por afectar a sectores estratégicos -autopistas y satélites-. Y en este lío son los Benetton (en la imagen, Gilberto Benetton), dueños de Atlantia, quienes afrontan la gran decisión: retirar la oferta o mejorarla. Los fondos de inversión esperan que opten por lo segundo y Atlantia mejore la OPA a 19,5 euros. No es ningún secreto que prefieren la oferta de los italianos, antes que la de Florentino Pérez, como así lo reflejan las cotizaciones de ACS y de su filial alemana, Hochtief (la segunda opadora de Abertis). Pero también está empezando a correr con fuerza el rumor de una posible retirada de Atlantia y para hacerlo tiene dos vías. La primera es culpar al Gobierno y aludir a que no le permite la operación; recuerden los requerimientos de Energía y Fomento a la CNMV para que revocara la aprobación del folleto de la OPA de los italianos debido a que no tenía autorización previa del Ejecutivo (al final los italianos inclinaron la cerviz). Y la segunda consiste en no mejorar la oferta, manteniendo por tanto la anterior, que es,en principio, inferior a la presentada por Hochtief. Mientras, la CNMV sigue sin aprobar el folleto de la OPA de Hochtief, el segundo contendiente. Parece que podría hacerlo en frente, pero son muchos los que critican su retraso, que contrasta con la rápida actuación que tuvo con el de Atlantia. Y por si todo esto fuera poco, el Gobierno no perdona que no se le consultara antes, lo importante está en el 'antes',  la operación de los italianos y se enterara por la prensa. Y en esta guerra de OPAs no ha dudado en echar un pulso a Criteria, principal accionista de Abertis, presionándole incluso para que renunciara a todas las ofertas. Pero en Criteria tienen claro que no se puede dar marcha atrás: "No se puede desfreír un huevo". Cristina Martín [email protected]