• Todo según el mercado, claro está.
  • Y cuidado, porque Florentino no tendría una segunda oportunidad.
  • Todo el mundo da por hecho el troceo de Abertis.
  • Pues mal momento para vender Cellnex.
  • Y peor para colocar Hispasat.
Continúa el culebrón Abertis. Tres opciones sobre la mesa: Atlantia, ACS con fondos y la tercera, buscada por Isidro Fainé, únicamente fondos. De todas, la que tiene más posibilidades es la primera, entre otras razones porque los italianos son los únicos que pueden mejorar las sucesivas ofertas que puedan ir aflorando, incluida, por supuesto, la de ACS. Florentino Pérez (en la imagen) tiene el apoyo del Gobierno Rajoy, pero eso no es, ni mucho menos, definitivo. El Ejecutivo puede animar al presidente de ACS y del Real Madrid (¡Oh capitán, mi capitán!), puede facilitarle las cosas y puede presionar para que los accionistas de Abertis se decanten por la oferta que, teóricamente, garantiza la españolidad del grupo. Pero poco más. Si los italianos ponen más dinero que ACS, el apoyo gubernamental quedará en nada. En este sentido, según el mercado, ¡Oh capitán, mi capitán! podría ofrecer unos 17,2 euros por acción como mínimo, esto es, alrededor de 17.000 millones de euros (el valor de Abertis en Bolsa alcanza este jueves los 16.856 millones de euros). Mucho dinero para ACS, cuya capitalización bursátil es de 9.745 millones. No olviden, además, que ¡Oh capitán, mi capitán! está dispuesto a hacer muchos esfuerzos para salirse con la suya, siempre y cuando mande él en la sociedad resultante tras la OPA. Precisamente para abaratar la operación, Florentino está pensando trocear Abertis, es decir, vender el 34% que tiene en Cellnex (unos 1.500 millones de euros), el 90,6% de Hispasat y un porcentaje significativo de la filial francesa de autopistas, Sanef (en torno al 20%). Todo parece poco para alcanzar los 17.000 millones de euros. Porque esa es otra: ¡Oh capitán, mi capitán! sólo tiene una bala. Tiene que apuntar bien alto si quiere tener posibilidades reales frente a Atlantia. En cualquier caso, en lo que sí hay consenso es en el troceo de Abertis. Todo el mundo lo da por hecho, gane Atlantia o ACS. Y qué quieren que les diga: es un mal momento para vender Cellnex, una compañía joven, en plena expansión y con una deuda creciente por las inversiones realizadas, y peor aún para colocar Hispasat. Pablo Ferrer [email protected]