• La concesionaria amplía el contrato de Autopistas del Sol (Ausol) diez años, hasta finales de 2030.
  • Y todo ello gracias a un plan de inversión adicional de unos 430 millones de dólares para mejorar la red vial.
  • Se quita otro lío: solventa las reclamaciones de compensación entre concesionaria, accionistas y autoridad cedente.
  • Y paralelamente, el presidente de Atlantia cree que es muy difícil que alguien mejore su propuesta.
Abertis sigue creciendo, ahora lo hace en Argentina, mientras está a la espera de una mejora de la OPA de Atlantia. La concesionaria, según ha comunicado en la mañana del lunes, ha ampliado el contrato de Autopistas del Sol (Ausol) diez años, hasta finales de 2030. Y todo ello gracias a un plan de inversión adicional de unos 430 millones de dólares para mejorar la red vial actual. Es decir, la compañía que tiene como Ceo a Francisco Reynés ha ofrecido más inversiones a cambio, como es lógico, de alargar la concesión. Algo que ya sucedió hace un par de meses, en el acuerdo con el Gobierno de Macri respecto a la concesionaria Grupo Concesionario del Oeste S.A. La operación "se financiará completamente con los ingresos futuros de la concesión gracias a la extensión del contrato actual", según el comunicado. Abertis se quita otro lío, pues "solventará las reclamaciones anteriores de compensación entre la concesionaria, sus accionistas y la autoridad cedente". Además, sigue creciendo en Argentina, país que aportó a Abertis 189 millones de euros en ingresos y 56 millones en Ebitda en 2016. Paralelamente, el presidente de la concesionaria italiana, Fabio Cerchiai, ha dudado de la contraopa de Florentino Pérez y ha señalado que no será fácil mejorar la oferta lanzada, como recoge la prensa italiana, mientras los analistas, del Banco Sabadell por ejemplo, consideran que sí podría mejorar si recibe un apoyo expreso del Gobierno italiano. Recuerden que ACS, a través de su filial alemana, Hochtief, que acaba de cerrar una refinanciación de 1.700 millones, se ha planteado lanzar una contraopa, claro que sólo tendría una oportunidad: tal y como marca la legislación vigente en España, no podrán contraatacar por segunda vez si Atlantia decide mejorar su oferta. Pero ojo, conviene no olvidar que la OPA de los italianos ha abierto una crisis en Criteria, el principal accionista de la concesionaria española, y que no gusta al Gobierno Rajoy pues Abertis no son sólo autopistas, sino también Cellnex y satélites (Hispasat y por ende, los militares de Isdesat). Cristina Martín [email protected]