• Los 100 millones de euros que les corresponden se incluirán en la deuda con menos garantías.
  • Y clara candidata a no ser pagada.
  • En cualquier caso, la reacción del mercado ha sido inmediata y Abengoa se desploma un 8% en Bolsa.
El titular del juzgado mercantil 2 de Sevilla, Pedro Márquez, ha dado la razón a un grupo de bonistas al considerar que la empresa les exigió un esfuerzo desproporcionado al imponerles una quita del 97% de la deuda. La sentencia, no obstante, supone la homologación del convenio, esto es, confirma el pacto de refinanciación de la compañía. Es decir, la decisión del juez Márquez no pone en peligro en futuro del grupo sevillano. Y no lo hace, además, porque los cerca de 100 millones de euros que tendrá que desembolsar la empresa a los bonistas -al final se quedará en unos 80 millones- se incluirán en la deuda con menos garantías de todas y clara candidata a no ser pagada. En cualquier caso, la reacción del mercado ha sido inmediata y la cotización de la compañía se ha desplomado alrededor del 8%. En cuanto a la actividad ordinaria, los beneficios que iban a ser, ya no lo serán, al menos este martes. Y es que el presidente del grupo, Gonzalo Urquijo, se reserva un tiempo para esclarecer el alcance de esta sentencia, aunque lo cierto es que fuentes de la compañía aseguran que los resultados del semestre estarán en línea con los de los tres primeros meses del ejercicio. Sea como fuere, la cuenta de resultados no es tan relevante en estos momentos como el plan de desinversiones, que avanza despacio pero seguro. De esta manera, el grueso de las operaciones -por ejemplo, Atlántica Yield- se cerrarán antes de que finalice el año. Pablo Ferrer [email protected]