• Con la información que proporciona el señor Escotet no se pueden hacer conclusiones.
  • En principio todo va mejor que bien, pero no se sabe cómo.
  • El venezolano actúa como quien prepara la entidad para la venta.
  • Y lleva así desde que le compró al FROB las antiguas cajas gallegas.
Si realmente quiere salir a bolsa, Juan Carlos Escotet (en la imagen), propietario y mandamás de Abanca, las antiguas cajas de ahorros gallegas, deberá explicar algo más que lo que remiten sus directivos a los medios informativos en la presente nota, correspondiente al primer semestre del año. Don Juan Carlos: un balance,  una cascadita, con eso me conformo. En teoría, y desgranando el texto que nos envía el industrial venezolano, deberíamos concluir que la cosa marcha… y marcha de cine. La mora en casi mínimos, el crecimiento del crédito y de la inversión en fondos… Todo parece indicar que, o Escotet es un mago de las finanzas, o simplemente se mantiene en la misma idea con la que compró banca al FROB: venderla cuanto antes. Compró barato y necesita vender caro. Y puede hacerlo. Por la doble vía, salir a bolsa y, además, ir colocando paquetes. Pero si me preguntan cómo marcha Abanca… no lo sé. Eulogio López [email protected]