• La secretaria de política social de UGT, Mari Carmen Barrera, dijo que la propuesta no es una solución para "los mayores damnificados por la reforma laboral".
  • Por su parte, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, criticó: "Es una propuesta de telediario que puede degenerar en una especie de teléfono escacharrado".
  • Y la secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, Magdalena Valerio, tachó de "frivolidad" la propuesta del Gobierno.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sugirió el lunes en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo extender de forma voluntaria a toda la vida laboral el periodo de cómputo para calcular la pensión inicial de los nuevos jubilados. Destacó que "algunos trabajadores han tenido cotizaciones muy altas al principio o a mitad de su vida laboral". La ministra hizo alusión a quienes se han visto afectados por despidos o han pasado a ejercer una actividad por cuenta propia, disminuyendo sus cotizaciones al final de su vida laboral. No obstante, la medida solo es un esbozo y se debería concretar en el Pacto de Toledo, donde ahora se debate la reforma de pensiones. Desde 2013 comenzó a aumentar gradualmente de 15 a 25 años el periodo de cómputo para calcular la pensión, con lo que en 2018 se hará con los últimos 21 años cotizados y en 2022 se llegará a los 25 años, de acuerdo con lo establecido en la reforma de las pensiones acordadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y los agentes sociales en 2011. Ya ha habido reacciones de los sindicatos a la propuesta de Báñez. La secretaria de política social de UGT, Mari Carmen Barrera, dijo que la propuesta no es una solución para "los mayores damnificados por la reforma laboral". Por su parte, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, criticó que Báñez haya recurrido a "unas declaraciones extemporáneas en un plató de televisión" para anunciar una medida como esta. "Es una propuesta de telediario que puede degenerar en una especie de teléfono escacharrado", dijo. Mientras que la secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, Magdalena Valerio, tachó de "frivolidad" la propuesta del Gobierno. En un comunicado, Valerio reconoció que esta medida puede ser beneficiosa, para algunos jubilados, aunque apuntó que se ha realizado "a la ligera", sin valorar los costes". Además, subrayó que el sistema de pensiones necesita medidas "de calado" para combatir el déficit. Al respeto, Valerio ha destacado que "la propuesta del PSOE, desgranada por Pedro Sánchez la pasada semana, y que se cimenta, entre otras medidas, en aumentar los ingresos de la Seguridad Social con un impuesto a las transacciones financieras y otro a la banca, es una propuesta meditada, donde hemos realizado un análisis honesto de la situación de la Seguridad Social, y donde hemos calculado qué gastos hay que racionalizar y qué ingresos deben promoverse". Para el PSOE, la propuesta de Báñez no aborda la reforma "profunda" que necesita el sistema de pensiones y esconde la estrategia del Gobierno del PP: "ignorar la situación de la Seguridad Social hasta que su degradación sea prácticamente irreversible, dentro del afán por promover los planes de pensiones privados". José Ángel Gutiérrez [email protected]