Sr. Director:

El Papa Francisco anunciaba el último domingo de enero la institución de la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos, que se celebrará en toda la Iglesia el cuarto domingo de julio, en la proximidad de la conmemoración de san Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús.

De esta forma, el Papa vuelve a colocar a los abuelos en el centro de la vida cristiana para que caigamos en la cuenta de que son un regalo, un don de Dios y un eslabón de unión entre las diferentes generaciones que permite transmitir a los jóvenes la experiencia de vida y de fe.