Renzi dimitirá, pero que quedan por medir otros efectos tras el mal resultado electoral del PD. Y uno de esos efectos puede ser la posición de Francesco Starace, consejero delegado de Enel, que llegó al cargo en el grupo semipúblico italiano de la mano de Matteo Renzi por la proximidad ideológica que no tenía con el Ceo anterior, Fulvio Conti, más próximo a la derecha de Berlusconi. No daría para más el asunto si el resultado electoral del Partido Democrático hubiera  normal dentro del subes o bajas, pero ha sido el gran perdedor, lo que tendrá consecuencia en las empresas públicas como Enel o Eni. ¿Y ahora, qué? Hispanidad [email protected]