Ya adelantó Hispanidad que PP y PSOE se unen para frenar a Ciudadanos y Podemos. Ahora lo repiten otros, bajo las más variadas fórmulas. En cualquier caso, para aislar a lo que ellos califican como los dos populismos, el de izquierdas (Podemos) y el de derechas (Ciudadanos). Y puede ser bueno para Rajoy y Sánchez, pero no para España. La podredumbre moral afecta a los cuatro grandes partidos españoles. Y no sólo hablo de corrupción, hablo del abandono de una serie de principios básicos. Por ejemplo, el olvido de que la familia es una célula de resistencia a la presión. Y que sin familia y sin natalidad nada es posible ni en política ni en economía. Hispanidad [email protected]