Podemos decidió boicotear -que no escrachear- al restaurante donde Juan Carlos Monedero había sido increpado recientemente. Pero hubo un fallo en la logística y se equivocaron de establecimiento. Un pequeño desliz, casi sin importancia.

La estrategia consistía en colapsar el sitio web de reseñas de viajes Tripadvisor con sus opiniones negativas. Tripadvisor ha suspendido temporalmente la publicación de nuevas opiniones sobre Casa Bigote "debido a un incidente reciente que ha captado la atención de los medios de comunicación y ha provocado que se reciba un gran volumen de opiniones que no incluyen una experiencia real en el establecimiento". Y es que el lugar donde ocurrió todo fue en La Peña la Parra Bigote de La Jara. 

Por su parte, tal como publica esdiario, el dueño de Casa Bigote se ha visto obligado a difundir a través de las redes sociales un comunicado para el que pide máxima difusión y en el que explica que el establecimiento  donde se produjeron esos "hechos vergonzosos" nada, absolutamente nada, tiene que ver con ellos. 

Restaurante Casa Bigote

No es la primera vez que Podemos se ve envuelto en la utilización de las redes sociales como medida de presión. Hace un mes,uno de los organizadores y manifestantes más activos una de las protestas frente al chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero, Miguel Frontera, denunció que la página comercial del local de restauración (el ‘Veinti7’) que regenta en Madrid se llenó de la noche a la mañana de comentarios negativos.

Frontera denunció esta situación a la plataforma de Google, que eliminó los comentarios negativos de usuarios que, en sus reseñas, hacían mención a motivaciones políticas. Su propietario lo achacó a una venganza política y a un intento por hundir su reputación.