Es una mentira comúnmente aceptada que las mujeres, a igual trabajo, cobran menos que los hombres. O para ser más claros: si lo hay es que estamos ante un fraude. Pero ante lo que estamos, sobre todo, es ante otra mentira de las feministas. Otra cosa es que los hombres cobren más que las mujeres. Primero porque suelen trabajar mas horas y segundo porque no dan a luz que es la discriminación -aunque también la grandeza- de una mujer respecto a sus compañeros varones en el área laboral. Sin embargo, ya tenemos  incluso manifestación en el Día de la mujer trabajadora (el ama de casa ya se sabe que es imbécil y no merece día), que celebra el fin de la era de la maternidad y la renovación generacional. ¡Ah no, que no celebra eso! Manifestación contra la brecha salarial para denunciar que los hombres y las mujeres no cobren lo mismo. Pero es que sí lo cobran. Por el mismo trabajo hombres y mujeres cobran lo mismo y si no, hay fraude delito o engaño. Rajoy tiene toda la razón en esta ocasión. La desigualdad salarial sería inconstitucional si existiera, pero no lo es. Y en los casos en que se dé, a los tribunales. Hispanidad [email protected]